Autotransporte debe atender escenarios cambiantes: PACCAR

En 2018, la venta de tractocamiones representó 52.6% de la comercialización de vehículos de carga en México, en 2019 alcanzó 54.5% de participación, pero a partir de ahí comenzó a perder presencia frente a las categorías más ligeras, de hecho, en 2021 esta clase vehicular aportó el 46.7% del mercado, en detrimento, las Clases 4 a 7 pasaron del 20.1% al 25.5% en el mismo ciclo.

El incremento del comercio electrónico a partir de la pandemia, en conjunto con las restricciones que imponen a la circulación de camiones y, también, el cumplir con los objetivos de sustentabilidad que se han marcado a nivel global como en la COP-26, han contribuido en esa composición de mercado.

“En mercados como Estados Unidos hemos visto cómo algunas metrópolis han adoptado de manera acelerada los vehículos eléctricos, en el caso de Kenworth hemos participado en esos nuevos mercados”, destacó Javier Valadez, director de operaciones (relaciones institucionales) de PACCAR México.

En atención a esta dinámica, en 2021 Kenworth, subsidiaria de PACCAR, lanzó al mercado mexicano el modelo KW55, que atiende la creciente movilidad de mercancías en las urbes, tanto de primera como de última milla, “pero también atendiendo los nuevos esquemas de movilidad compartida que han sido impulsado por las startups”, apuntó Valadez.

También puedes leer: Recuperación de mercado requiere de nuevas soluciones: Javier Valadez

En su perspectiva, la implementación de los modelos de negocio como el crowfunding ha sido factor para enfrentar una nueva dinámica en la movilidad de personas y bienes, en donde el objetivo radica en buscar la eficiencia en tiempos y costos.

“En Kenworth hemos acelerado nuestro modelo de negocios y hemos sido transparentes con los transportistas a fin de que prevalezca la relación de negocios y podamos insertarnos en estas nuevas necesidades de adquirir unidades, apoyando sus proyectos”, comentó Valadez Ortega.

En esas oportunidades que están en incremento, el directivo identificó cómo se está enfrentando el negocio financiero del autotransporte, en donde poco a poco se ve un aumento en la adopción de modelos como el arrendamiento, que en México ha sido lenta la transición entre poseer el bien y el aprovecharlo para el negocio.

“El negocio no es la propiedad de la unidad, te da un valor agregado tenerlo, pero se debe entender la profundidad de esa inversión y cómo hacerla aún más productiva, tal como ya sucede en otros mercados como Estados Unidos”, puntualizó Javier Valadez, para quien la transición generacional ha coadyuvado en este objetivo. 

Javier Valadez identificó que a los elementos antes descritos, las empresas tanto proveedoras de equipo como transportistas deberán hacer frente a un mundo mucho más globalizado, en el caso de Norteamérica el proceso de nearshoring a partir del incremento industrial en Estados Unidos, exige de cadenas productivas más cercanas y lo cual quedó en evidencia a partir de la pandemia por COVID-19.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @DidierRT / @GrupoT21