Cofrimex contribuye en las estrategias sustentables del autotransporte

La industria del autotransporte está haciendo un esfuerzo por reducir de manera coordinada las emisiones contaminantes. De hecho, la International Road Transport Union (IRU) presentó el “IRU Green Compact 2050”, pacto por el cual busca contribuir a que esta actividad logre emisiones neutras de carbono en 2050.

En esa ruta, Cofrimex cuenta con una unidad auxiliar de energía (APU, por sus siglas en inglés), un aire acondicionado independiente a la energía del motor, contribuyendo en la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2). Por cada hora de ralentí se dejan de emitir 6 kilogramos de este contaminante, de esta forma un tractocamión que en promedio tiene 5 horas de ralentí diario, dejaría de emitir cerca de 6 toneladas de CO2 en el año. Aunado al beneficio en óxido de nitrógeno (NOx) y material particulado (pm).

“Utilizar el motor de un tractocamión para alimentar las comodidades del camarote es altamente ineficiente”, refiere un documento del Programa Transporte Limpio de Semarnaten donde se proyecta que el beneficio puede alcanzarse además en la vida útil y el mantenimiento.

“Los equipos están diseñados no sólo para bajar drásticamente los tiempos del ralentí, aunado a ello, se tiene un efecto favorable en la operación continua de las unidades, ya que se puede desactivar el propio aire acondicionado del vehículo y de esta forma conseguir aún más ahorro”, describió José Manuel Álvarez, director general de Cofremex, que distribuyen la línea Cofrimex.

En la perspectiva del directivo, la incursión de estos equipos de manera generalizada en el autotransporte nacional tendría un efecto considerable en emisiones contaminantes, “pensando en una flota de 200,000 unidades de las más de 400,000 que tiene registradas la SCT, eso sería más de 1,900 toneladas de CO2”, destacó a T21 José Manuel Álvarez.

Con poco más de 1 año en el mercado, Cofrimex ha desplazado más de 570 equipos en cerca de 60 empresas tanto en México como en Latinoamérica, con lo cual están contribuyendo en su eficiencia y productividad, ya que la amortización de la inversión si bien está en función de la operación en ralentí, los beneficios comienzan a manifestarse desde el día 1.

El costo de inversión inicial sobre el precio total de un tractocamión es de 1.6% aproximadamente de los equipos Cofrimex.

“Existen empresas que con un ralentí cercano a 40%, se ha reducido a 10-12% que no sólo se manifiesta en un ahorro considerablemente de combustible, sino que tendrá además efecto en la vida útil y el mantenimiento de los motores”, agregó Álvarez.

A fin de favorecer el uptime de las unidades, el tiempo de instalación es de aproximadamente 4 horas, pero se puede realizar previo a que la unidad salga en circulación, o en el momento en que se programa un mantenimiento preventivo.

En México, Cofremex dispone de Ciudad de México, Querétaro, Puebla, Veracruz, Monterrey, Aguascalientes, Culiacán y Guadalajara, aunque también pueden trabajar en los talleres de los clientes y las distribuidoras de camiones.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística.

Comenta y síguenos en Twitter: @DidierRT / @GrupoT21