Arrendamiento puro, ruta para mantener liquidez en el autotransporte: BX+

Diego Zarroca, director general de Arrendadora Ve por Más.

Recientemente en un foro del sector de distribuidores de automotores una declaración fue contundente. Uno de los directivos expresó que no conocía una empresa que hubiera quebrado en 2020 por un exceso de liquidez, reconociendo esta cualidad como la más importante para hacer frente a una situación económicamente compleja.

Otra frase que se acuñó en el trayecto del 2020 fue “Cash is King” o el “Flujo es el Rey”, en el mismo sentido de que las empresas no requerían sólo de una excelente facturación o utilidades, sino de contar con el flujo de efectivo para hacer frente a sus obligaciones.

Ante estos escenarios, y viendo que 2021 no modificará los periodos de recuperación de carteras en el autotransporte, en particular en carga, Diego Zarroca Ibarz, director general de Arrendadora Ve por Más (BX+) resalta la importancia de evaluar las oportunidades que se pueden tener con los esquemas de arrendamiento puro.

“Si las utilidades no las reflejas en tu caja, cuando vienen estas circunstancias (de crisis o caídas en la economía) y requieres de liquidez, es cuando te das cuenta de la realidad que enfrentas”, destacó Zarroca Ibarz.

Un factor que llama a poner atención el directivo es que cualquier activo fijo te dará dinero en el tiempo y no al día siguiente, por lo cual en las planeaciones financieras se tiene que considerar ese factor y echar mano de las herramientas que se tengan para hacer frente a esos periodos en los que comenzará a generar ingresos. 

Si bien cada empresa debe realizar un ejercicio para conocer la viabilidad y configuración de los esquemas de arrendamiento, un factor que debe contemplarse es que a través de esta herramienta financiera se puede disponer de los recursos que estaban destinados a la adquisición de activos, para ser destinados a otras tareas o, en su caso, para mantener el flujo de efectivo en niveles óptimos.

Para este año, Diego Zarroca identificó que el impulso que dará la economía estadounidense a la mexicana tendrá un efecto en el autotransporte de carga, por lo que se espera que la aceleración del sector sea paulatina y para ello se tenga la certeza de contar con estos esquemas financieros para hacer frente tanto a la modernización de las empresas como al crecimiento que sea necesario.

En su perspectiva, se espera que haya un incentivo para la adquisición de unidades, toda vez que en el año pasado se tuvo un freno a la inversión en ese tipo de equipos, y uno de los temas que pueden afectar la liquidez es precisamente que las unidades por el tiempo de uso requieran de mayor mantenimiento exigiendo más flujo de las empresas.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística (de Grupo T21)

Comenta y síguenos en Twitter: @DidierRT @GrupoT21