¿Qué necesito saber para elegir a mi proveedor logístico?

La logística en el país actualmente es más dinámica que nunca. Ninguna empresa puede darse el lujo de dejar al azar sus procesos de envío y transporte de mercancías, sobre todo considerando el alto nivel de demanda que existe entre los usuarios.

Y sí, hoy en día el abanico de opciones en materia logística es muy amplio. Pero ojo, no todos los proveedores están hechos para atender a todas las compañías. Por el contrario, dependerá del tamaño de la empresa, de sus necesidades e incluso del tipo de productos que entreguen, para encontrar a aquel proveedor que haga match.

Dicho lo anterior, al elegir a su proveedor logístico las empresas deben poner atención en diversos factores. Uno de ellos es la reputación de la compañía. Un prestador de servicios logísticos confiable es aquel cuya reputación se basa no solo en la rapidez de las entregas sino en la calidad de las mismas.

El segundo requisito que cualquier proveedor logístico debe cumplir, sobre todo si se quiere ser rápido y eficiente en las entregas como se menciona anteriormente, es contar con tecnología que le permita tener total visibilidad de las operaciones y poder adelantarse a posibles anomalías en la última milla.

Lo anterior permitirá mejorar la toma de decisiones en la planificación de las entregas futuras, todo con base en los datos generados en las entregas previas. Y sí, cada entrega es diferente y existen situaciones imprevistas e impredecibles. Pero desde luego contar con data histórica sobre las entregas empodera a los operadores para una planificación de rutas más precisa y orientada a cumplir con los tiempos estipulados.

El tercer aspecto en el que hay que fijarse radica en la rapidez de las entregas, aspecto que también se define con tecnología.

Ahora, las empresas no solo deben mirar hacia la velocidad de su proveedor logístico al elegirlo, sino en la eficiencia. Es decir, que no solo lleguen rápido sino con la calidad esperada y en las fechas estipuladas.

En materia de calidad, el embalaje es un punto muy importante que se debe procurar. El proveedor logístico ideal debe contar con un embalaje realizado con los materiales más adecuados, como cajas de cartón, cajas de las mensajerías, láminas de cartón, esquineros, cacahuate, cartones corrugados, sobres acolchados, foam de poliestireno, papel plástico con burbujas, precinto, cintas, entre otros.

Esto es importante si consideramos que el 33% de los usuarios mexicanos, según la AMVO, indican que el principal motivo por el que devuelven un producto es porque viene dañado o maltratado.

Para poder comparar a los diversos operadores logísticos de manera más clara y puntual, las compañías requieren acercarse a un Third Party Logistics (3PL), que permite comparar, en tiempo real, las opciones que cada operador logístico ofrece para que el cliente seleccione la que más se acomode a sus necesidades. Además, ofrecen herramientas como un cotizador de proyectos para buscar aquel que se apegue a sus necesidades, así como al rastreo en tiempo real de paquetes, que es fundamental actualmente para calmar la ansiedad del usuario final.

El proceso de elegir a un proveedor logístico es mucho más complejo de lo que parece. No hacerlo adecuadamente puede generar impactos que afecten a la reputación y a las finanzas de la empresa. Para hacer que esa elección sea más sencilla y acertada, acudir con un 3PL es una opción viable gracias al expertise y tecnología con la que cuentan.

 

Te invito a revisar mi columna anterior: Logística 3PL: ¿por qué ir más allá de buscar a un operador logístico?

Ilan Epelbaum actualmente es director general de MBE México.

Comenta y sigue a Ilan Epelbaum en Linkedin

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

Revista mayo 2022