Los retos de la logística aeroportuaria en la era post-COVID

La inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) en el Estado de México ha dado mucho de qué hablar en el país. Desde el punto de vista de la movilidad, el reto para las aerolíneas y el personal del aeropuerto será adaptarse a una nueva era de viaje y transporte que inició con la pandemia y que involucra la adopción de nuevas tecnologías, tanto para los viajes turísticos como para el manejo de carga.

No es ningún secreto que, como consecuencia de la pandemia y las restricciones de viaje, las aerolíneas se vieron afectadas negativamente. Entre 2020 y 2021, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) calculó una pérdida aproximada de 189.5 mil millones de dólares en ganancias. Para sobrevivir, tanto los aeropuertos como las aerolíneas tuvieron que tomar medidas drásticas que incluyeron cerrar áreas completas, detener contratos con proveedores de servicios y reducir el personal. Esto último implicó un replanteamiento de la forma de trabajar que incluyó la adopción de tecnologías de movilidad para automatizar procesos y ofrecer a los pasajeros una experiencia segura, fluida y confiable.

Primer reto: Facilitar trámites remotos

Para evitar contacto, las aerolíneas tuvieron que facilitar a los pasajeros realizar ciertos trámites, como la documentación de maletas y el check-in a través de sus propios dispositivos móviles. El pasaporte de papel y el boleto físico están tomando un papel secundario en todo el proceso, y los ID digitales, que pueden ser escaneados y procesados en la nube, comienzan a convertirse en la norma.

Escanear códigos QR y números de registros de los boletos y hasta los documentos de vacunación o las encuestas de salud requeridas en ciertos países será también una actividad regular en los siguientes años, y la industria deberá equipar al personal con las herramientas necesarias para hacerlo de forma correcta y eficiente.

Segundo reto: Cero contacto

Ante los picos de COVID-19 y las medidas de seguridad de cada país, los aeropuertos deben garantizar un espacio limpio, sanitizado y seguro para los pasajeros y el personal de todas las áreas. Tecnologías como las terminales touchless para registrar pases de abordar o la detección facial durante el check-in y los trámites de migración para facilitar la sana distancia en todo momento se han vuelto más comunes.

El siguiente paso para los aeropuertos más concurridos del mundo está en la instalación de centros de check-in sin contacto digitales e incluso utilizar plataformas de análisis de datos para estudiar el comportamiento de los pasajeros, las áreas y los horarios en los que más personas se reúnen en un mismo lugar y planear estrategias para disminuir riesgos de contagios.

Tercer reto: Logística impecable en tiempo real

Al haber una menor cantidad de personal en el aeropuerto y en las aerolíneas, quienes trabajan tras bambalinas necesitan todo el apoyo posible y eso también incluye soluciones tecnológicas. Las plataformas de movilidad y logística garantizan el registro, movimiento y envío correcto de las maletas de miles de pasajeros todos los días, incluso antes de la pandemia en SOTI, ya veíamos el crecimiento en la adopción de estas soluciones.

Por ejemplo, en 2019, pocos meses antes del inicio de la pandemia de COVID-19, el aeropuerto Fraport AG’s en Frankfurt, Alemania, modernizó toda su infraestructura de movilidad para apoyar al personal en las pistas, pues procesaban más de 120,000 maletas al día para alrededor de 69.5 millones de pasajeros al año.

Sin embargo, sí existen algunas actualizaciones posteriores a la pandemia, como el uso de etiquetas electrónicas para evitar el contacto con las maletas lo más posible, así como plataformas de movilidad que muestran en tiempo real cualquier cambio en los vuelos que requiera mayor movimiento, como cancelaciones de último momento tanto por parte de las aerolíneas como de los pasajeros. De igual manera, el pasajero podría tener un tracking en tiempo real del estatus y la ubicación de su equipaje con el sistema de localización correcto.

Cuarto reto: Unificar soluciones y trabajar en equipo

Finalmente, pero no por eso menos importante, está el reto de integrar las soluciones tecnológicas de todas las áreas de los aeropuertos y las aerolíneas en una sola plataforma que no solo procese y envíe la información correcta al destinatario correcto, sino que mantenga los niveles de seguridad y privacidad que exige la ley.

Con herramientas avanzadas que faciliten el trabajo del área de TI, es posible asegurar una experiencia agradable para todos los involucrados y mitigar errores tecnológicos que podrían costarle a la industria tiempo y dinero. Si la tableta de uno de los empleados del área de equipaje falla, los expertos de TI podrían repararla de forma remota y evitar así que el equipaje de un pasajero termine en el avión equivocado o incluso que un vuelo se retrase.

Al final del día, mientras la industria de la aviación recupera el ritmo de trabajo previo a la pandemia, tanto las aerolíneas como los operadores de los aeropuertos deberán estrechar lazos, trabajar en conjunto y aprovechar el impulso tecnológico para corregir errores de antaño y al mismo tiempo cumplir con las expectativas de una nueva generación de pasajeros y clientes. Y adoptar las tecnologías correctas y capacitar al personal serán, sin duda, piezas clave para enfrentar estos desafíos, salir victoriosos y ser parte de la nueva era de la industria.

Michell Escutia es el director comercial de SOTI para América Latina, donde junto con su equipo se enfoca en implementaciones críticas de tecnología móvil para negocios dentro de los servicios de salud, comercio minorista, transporte y logística y de campo. Michell aporta más de una década de experiencia en la industria de la tecnología y ha ocupado puestos estratégicos en empresas como Bank Santander, Panasonic de México y SOTI. 

Comenta y síguenos en Twitter:  @GrupoT21

Revista T21