La era de la robótica móvil en la industria intralogística

Aunque en varios países se habla ya de Industria 5.0, la realidad es que el modelo 4.0 sigue más vigente que nunca, la también conocida como industria colaborativa ha consolidado el uso de robots y la conectividad en los procesos industriales, trabajando de manera conjunta y segura, permitiendo el intercambio de información para optimizar los procesos mediante la integración de las últimas tecnologías inteligentes como es el Internet de las Cosas, el Big Data, o la Inteligencia Artificial.

Esta combinación de elementos ha permitido impulsar una era en la robótica móvil que suma las características y funcionalidades de diferentes soluciones para adaptarse a las necesidades o requerimientos que demanda el entorno actual para los centros de distribución.

No se puede negar que existe un pasado y un presente totalmente diferente en el ámbito operativo de los centros de distribución, la acelerada disrupción tecnológica en la industria ha convertido en obsoletas aquellas soluciones que marcaban el uso de herramientas como las de transporte de mercancías automatizadas en las que sólo se enfocaban en trasladar del punto A al punto B.

Con el paso del tiempo, las empresas que quieren obtener ventajas competitivas y prosperar, buscan sistemas automatizados para sus almacenes o centros de distribución, en primer lugar; por la escasez de talento en la industria logística integral y, segundo para buscar hacer más eficientes e inmediatas las actividades que se realizan en su interior, con la única finalidad de satisfacer la demanda de los consumidores.

Y es que si algo me cautiva y emociona en la industria intralogística es el uso de robots en los procesos, desde el brazo robótico que recoge y empaca artículos, hasta aquellos que te siguen al interior de los almacenes para ir recolectando mercancía y llevarla a un punto de entrega, e incluso aquellos que son capaces de realizar labores de picking, entre otros. Sin duda la robótica es una cuestión del ahora y no del futuro.

Si bien los robots no son un requisito esencial para lograr una automatización integrada, si son una solución que puede proporcionar un valor tangible para muchas necesidades. Por ejemplo, regresando al ejemplo del robot de transportación que antes sólo se usaba para traslados de punto A al punto B, ahora estas tecnologías han madurado y se han convertido en herramientas colaborativas multirutas y que además se han añadido otras funciones operativas.

Aunado en ellos muchos de estos sistemas robóticos pueden funcionar 24/7 con una precisión extremadamente alta e incluso con sistemas integrados de software que les permite procesar imágenes, escanear, con tecnologías de agarre, entre otras herramientas que garantizan el éxito en actividades de picking.

Y es que la evolución robótica no se detiene, lo que hoy es considerado una innovación, mañana será algo totalmente obsoleto. Sin embargo, es importante saber que hacia donde se dirige la robótica en el futuro, es posible suplir al cien por ciento la intervención humana en las operaciones con el uso de estos elementos.

Desde mi perspectiva, y a corto plazo, no es así, ya que siempre se necesitará capital humano que ayude en la administración, el mantenimiento y la operación de las instalaciones. Lo que sí es un hecho, es que conforme pasa el tiempo las tecnologías evolucionan, se hacen más complejas y existen mayores variaciones, así que la capacitación de los operadores del Centros de Distribución es clave, pero también contar con un aliado estratégico que te ayude a ir de la mano para afrontar con éxito estos desafíos.

Algo claro es que la robótica no es sinónimo de reemplazar talento, sino de crear oportunidades. El futuro de la robótica no es binario, sino un ecosistema en el que se cohabitan e interactúan el hombre y las máquinas en un espacio compartido. Los robots móviles autónomos (AMR) son un ejemplo de ello.

La robótica fascina, encanta, impulsa el crecimiento y permite ganar eficiencia. Se trata de una solución que marcará la diferencia para que las empresas puedan adaptarse al futuro inminente.

Te invito a leer mi columna anterior: Desafíos del sector retail para mejorar el servicio al cliente

Felipe Reséndiz actualmente es director general en Dematic

Comenta y sigue a Felipe Reséndiz en Linkedin

Los100

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21