Combustible recupera precio y repercutiría en alzas de flete marítimo

Previo a la pandemia por COVID-19 la Organización Marítima Internacional (OMI) estableció una medida medioambiental que obligó a las navieras a consumir desde el 1 de enero de 2020 combustible bajo en azufre o instalar depuradores en sus embarcaciones, con la finalidad de reducir las emisiones contaminantes del transporte marítimo a nivel mundial.

La medida conocida como OMI 2020 o IMO 2020 impuso un límite máximo de contenido de azufre de 0.5% en el combustible, al que se le denomina VLSFO; frente al 3.5% permitido antes de esta medida, con el combustible IFO 380, mismo que se sigue suministrando a la industria para los barcos con depuradores; al igual que el MGO o gasóleo con 0.1% de contenido de azufre.

De acuerdo con el sitio especializado Ship & Bunker, en enero de 2020 el precio del VLSFO tuvo su cotización más alta con 692.5 dólares por tonelada métrica (USD/TON) y, a partir de ahí, comenzó con una pronunciada caída que tocó el mínimo de 211.2 USD/TON a finales de abril de 2020, como consecuencia de la pandemia y la caída en los precios del petróleo; con lo cual las navieras se vieron beneficiadas y eliminaron recargos que habían implementado por el costo del combustible, publicó en su entonces The Baltic and International Maritime Council (BIMCO).

Sin embargo, a partir de ese momento el costo del VLSFO retomó la ruta ascendente y en enero de 2021 cotizó en 423.5 USD/TON; mientras que el pasado 13 de enero de 2022 alcanzó el máximo de 663.5 USD/TON, solo un 4.1% por debajo de su precio máximo en enero de 2020, esto como precio promedio en los principales 20 puertos que suministran combustible en el mundo, según Ship & Bunker; aunque el principal centro abastecedor, Singapur, registró hasta 679.5 USD/TON.

Desde el punto de vista de Michele Lira, gerente de operaciones de cargo-partner México, si bien por el momento no se han registrado recargos adicionales por bunker (combustible) aplicables a las tarifas de flete, ya existe un primer aviso por parte de CMA CGM acerca de un posible recargo para exportaciones de Latinoamérica al resto del mundo y, durante el primer trimestre de 2022, pasando el Año Nuevo Chino, las navieras podrían empezar a transferir el alza de los precios del bunker a sus clientes, como sucedió al inicio de la OMI 2020.

“Nosotros tenemos revisiones cada trimestre en cuanto al precio del combustible. Yo te puedo decir que los últimos que mandaron un aviso del combustible fue CMA que están haciendo actualizaciones en el bunker a febrero de 2022, entonces ahorita se ha visto un poco más reflejado en la parte de la exportación, no tanto de la importación, pero en importación lo que he visto que están haciendo las navieras es que están metiendo más cargos que antes no se tenían contemplados”, sostuvo.

Por ejemplo, abundó la especialista en transporte marítimo, CMA CGM 39 dólares por contenedor por un Serenity Premium Container Guarantee que intenta garantizar la integridad del contenedor en caso de daño; mientras que MCS cobra 20 dólares por un recargo administrativo si el transporte terrestre no se realiza a través de la naviera; así como 15 dólares por trazabilidad del contenedor.

“Quizá ahorita (el bunker) no está generando tanto impacto porque toda la atención está centrada en los nuevos brotes de COVID-19 en Asia, la congestión portuaria y todas las disrupciones. El combustible no está tomando esa relevancia; pero sí creo que si sigue incrementando el costo de combustible lo vamos a ver reflejado para el segundo trimestre en las tarifas o recargos”, enfatizó Michele Lira, quien abunda que incluso las navieras están dejando en sus contratos el precio del combustible volátil, es decir, sujetos a recargos adicionales.

En tanto, en el caso del IFO 380 la historia no ha sido diferente. A inicios de enero de 2020 tuvo una cotización pico de 378.2 USD/TON que se redujo a un mínimo de 158.7 USD/TON en abril, desde donde comenzó una recuperación que en octubre de 2021 alcanzó su máxima cotización con 530.7 USD/TOND y, al 13 de enero pasado, registró un precio de 517.5 USD/TON, estableció Ship & Bunker.

Asimismo, el MGO presentó el mismo comportamiento al cotizar en un máximo de 719.2 USD/TON iniciando el año 2020, para después tocar el mínimo de 270 USD/TON en abril; de ahí comenzó a incrementarse hasta alcanzar nuevamente un promedio de 780 USD/TON en enero 13 de este año, según el sitio especializado.

El precio de los combustibles son en promedio de entre los 20 principales puertos que los suministran a nivel mundial, compuestos por Busan, Colombo, Durban, Fujairah, Gibraltar, Hong Kong, Houston, Estambul, LA/Long Beach, Las Palmas, Bombay, Nueva York, Panamá, El Pireo, Róterdam, Santos, Shanghái, Singapur, San Petersburgo y Tokio.

Comenta y síguenos en Twitter: @BetoZanela  / @GrupoT21