Inflación alta, economía débil y ómicron, retos para el sector empresarial: Serfimex

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) prevé que la región de América Latina y el Caribe ralentizará su crecimiento en 2022, al ubicar la expectativa de crecimiento en 2.1%, mientras que en 2021 se habría ubicado en un 6.2 por ciento.

Para México además de un menor dinamismo en el crecimiento, se enfrentan otros retos como la alta inflación que al cierre del 2021 se ubicó en 7.36%, mientras que la expectativa del Banco de México (Banxico) es que se mantenga para 2022 se mantenga por arriba de la meta del 3 por ciento.

Aunado a lo anterior, está el riesgo de un impacto de la pandemia de COVID-19 que pueda seguir siendo factor en el ritmo de las economías. Con base en lo compartido por Serfimex Capital, en 2021 las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple (Sofomes) necesitaron de una correcta lectura para dirigir sus esfuerzos a sectores estratégicos, el contar con una adecuada administración y aplicación de modelos de apoyo a los clientes que tuvieron contratiempos de flujo y el lograr una liquidez suficiente para sortear los problemas que ha desencadenado la pandemia.

“El 2022 mantiene un panorama complejo, en donde en el primer semestre se podrá lograr un crecimiento moderado y será hasta el segundo semestre que, con mayor confianza en los mercados, se impulsen las inversiones de proyectos que han sido postergados incluso hasta por 2 años. Todo esto siempre y cuando no persista un ambiente pandémico en el mundo, que origine una desaceleración o estancamiento en el crecimiento derivado de la aparición de nuevas sepas que pudieran ocasionar una saturación hospitalaria o un incremento en el ausentismo de la plana laborar de las empresas”, consideró José Achar Abadi, director general de Sofom Serfimex Capital.

Para el caso de esta Sofom, el panorama antes descrito ha exigido fortalecer sus flujos con nuevas líneas de crédito, con la obtención de capitales frescos por 250 millones de pesos (mdp) en su primera bursatilización en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), así como el incremento de su línea de crédito con Bancomext por 200 mdp adicionales.

La intención de estos recursos es que sean aplicados a pequeñas y medianas empresas (Pymes) en los productos de arrendamiento puro y crédito de capital de trabajo. La Sofom espera un crecimiento de un 40% durante el primer trimestre respecto al mismo de 2021 con una colocación de cartera en Yucatán, Quintana Roo, Ciudad de México, Estado de México, Querétaro, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur.

“Seguimos comprometidos con los pequeños y medianos empresarios y poder coadyuvar con el crecimiento de nuestro país”, afirmó José Achar.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21