Conamer autoriza a la SICT control de tarifas ferroviarias

La Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) autorizó la directriz de emergencia para reducir las tarifas máximas existentes en el transporte ferroviario de carga, medida que estaría vigente durante 6 meses y permitiría mitigar los impactos de la inflación.

“Por lo que la SICT podrá continuar con las formalidades necesarias para la publicación de la propuesta regulatoria en el Diario Oficial de la Federación (DOF)”, precisó en su dictamen final.

Detalló que ante la información proporcionada por la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) a través de la directriz y del análisis de impacto regulatorio, consideró que los beneficios implementación de la propuesta resultan superiores a los costos que, pudieran llegar a materializarse.

Afirmó que la propuesta regulatoria puede constituir una estrategia eficaz y oportuna para el control de precios, ya que, de acuerdo con la SICT, las acciones han sido insuficientes para atender y resolver la problemática expuesta, así como para proteger y garantizar el derecho de las comunidades más desfavorecidas.  

“La Secretaría como autoridad coordinadora del sector ferroviario advierte la necesidad de generar un marco de protección a los usuarios del servicio de transporte público ferroviario de carga, al haberse provocado un problema social y de seguridad nacional que requiere una medida urgente”, dijo.

La Conamer recordó que la SICT informó que las tarifas máximas registradas se encuentran hasta un 83% por encima de la inflación acumulada.

Además, como parte de la problemática que el régimen actual en materia tarifaria se caracteriza por la libertad de los concesionarios y permisionarios para fijar libremente las tarifas siempre que permitan la prestación de los servicios en condiciones satisfactorios de calidad, eficiencia, competitividad, seguridad y permanencia, lo que ha generado prácticas monopólicas hacia los usuarios del servicio.

De igual manera, la Conamer recibió comentarios de la Asociación Mexicana De Ferrocarriles (AMF) y Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), organismos que mencionaron que establecer un control de precios no es la solución para un sector intensivo en capital, además de ser una medida ineficiente y de poco impacto, así como podría distorsionar las decisiones de los concesionarios en toda la red sobre en qué términos ofrecer el servicio y, por lo tanto, tener consecuencias contrarias a lo que pretende la medida.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

Banner