Escasez de contenedores desafía comercio México-EU

El fuerte repunte de la demanda y consumo en Estados Unidos, Canadá e incluso México está enfrentando un desafío más: la falta de contenedores. Esta situación se ha convertido en un desafío para el mercado cross-border y ya ha provocado sobrecostos.

“El reto que tenemos ahora es de capacidad, el mercado cross-border está demandando demasiada capacidad de contenedores, al tener una demanda interna tan fuerte en Estados Unidos, eso hace que el equipo hacia México no fluya tanto y nos tenemos que reinventar y buscar alternativas para cumplir con los compromisos de demanda que tienen los exportadores mexicanos”, comenta Humberto Vargas, presidente de la Asociación Mexicana del Transporte Intermodal (AMTI).

Eduardo Asperó, vicepresidente en México de Hub Group, precisa que el incremento se debe al manejo comercial de Estados Unidos con China, el cual está generando un desequilibrio, aunque esta situación impulsa un mayor requerimiento de productos de empresas americanas establecidas en territorio mexicano por la restricción que tiene hacia las mercancías originarias del país asiático.

Por ejemplo, este fenómeno ya aumentó el interés de productos manufacturados terminados en Monterrey, como los relacionados con línea blanca, así como de la industria mueblera de Guadalajara, y una mayor exportación de tequila y cerveza.

“Hay mucha demanda de productos de exportación, pero al mismo tiempo, hay mucho requerimiento de transporte entre la costa oeste de Estados Unidos y el este. En materia de equipo la gran demanda de este país está provocando que el equipo intermodal tanto de ferrocarriles como de operadores privados como Hub Group, que tiene su propia flota, sea destinando para ello. Inclusive en Los Ángeles ya se aplican costos de sobrecargo; para sacar una caja de esta ciudad se debe de pagar porque hay que reposicionar cajas en ese mercado. Hay sobrecostos de entre 1,000 o 2,000 dólares por cada contenedor”, expone.

Añade que, entre la importación y exportación, el desequilibrio sólo en Monterrey es de 5 a 1, es decir, por cada caja que entra hay una demanda de salida de 5 en equipo intermodal, lo que provoca que se recurra al autotransporte o introduciendo equipo vacío desde Laredo hasta dicha ciudad mexicana o Saltillo, lo que ha resultado insuficiente.

Este es una parte del texto que podrás seguir leyendo en la revista T21 de agosto en este link.

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21