Hasta noviembre, decisión final sobre controversia automotriz en T-MEC

Casi 7 meses después de que México iniciara la solicitud de un panel, en conjunto con Canadá, en contra de Estados Unidos por diferencias en las interpretaciones y aplicaciones de las reglas de origen para el sector automotriz, consideradas en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), este miércoles concluyó la audiencia y se estableció que será hasta finales de noviembre cuando se emita una decisión.

“La controversia presentada por México se refiere a la negativa de Estados Unidos de utilizar ciertas metodologías para que las partes esenciales, como motores o suspensiones, se consideren originarias para propósitos de ser incorporadas posteriormente en un vehículo”, indicó la Secretaría de Economía a través de un comunicado de prensa.

La audiencia se llevó a cabo el 2 y 3 de agosto en la capital estadounidense. El panel escuchó las consideraciones de las tres partes.

México considera que las diversas disposiciones del Apéndice al Anexo 4-B del T-MEC (Apéndice Automotriz), otorgan a los productores de automóviles distintas metodologías que les permite considerar partes y componentes no originarios en el cálculo del Valor de Contenido Regional (VCR), y con ello asegurar que el vehículo se considere originario para efectos de obtener los beneficios arancelarios del Tratado.

Para recibir los beneficios del T-MEC, los productos del sector automotor comercializados en alguno de los 3 países deberán cumplir con un porcentaje de 66% de VCR durante el primer año (el T-MEC entró en vigor el 1 de julio de 2020) , desde el 62.5% que exigía el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde el 1 de enero de 1994.

En los años siguientes se incrementará gradualmente: 69% en 2021, 72% en 2022 y 75% en 2023. De igual forma, la adquisición de acero y aluminio con el que se produce el vehículo deberá de garantizar que el 70% provenga de la región.

Comenta y síguenos en Twitter: @EnriqueDuRio / @GrupoT21

T21