Salvemos a las MiPymes: ICC Mundial

La International Chamber of Commerce (ICC) Mundial y su capítulo México hicieron un llamado este miércoles a los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil para adoptar acciones de coordinación y cooperación con el propósito de “Salvar a nuestras MiPymes” (micro, pequeñas y medianas empresas), ya que “son las más afectados por los impactos del COVID-19 (coronavirus) a la economía de los países”.

La ICC indicó en un comunicado de prensa que el objetivo inmediato de todos los esfuerzos de estímulo debe asegurar que el dinero fluya rápidamente hacia la economía real y, en particular, a los más vulnerables a las perturbaciones económicas causadas por el COVID-19 y asegurar que los países en desarrollo reciban asistencia adecuada.

Esta organización representa a más de 45 millones de empresas en el mundo.

También lee: Contingencia y oportunidad

El llamado del Secretario General de la ICC Mundial, John W.H. Denton AO, a los gobiernos, las organizaciones internacionales, los bancos multilaterales de desarrollo, las organizaciones empresariales y las empresas multinacionales, es para que cooperen y coordinen sus acciones y no subestimar el imperativo de salvar a las MiPymes.

María Fernanda Garza Merodio, Presidenta de ICC México, hizo especial énfasis en que las MiPymes son el riel fundamental por el que corre la economía real del país al aportar alrededor del 68% de los empleos formales y el 52% del Producto Interno Bruto (PIB), según los datos más recientes de la productividad dados a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Las seis acciones propuestas por la ICC son:

1. Prestar apoyo directo e inmediato a las pequeñas empresas para garantizar su continuidad.
2. Brindar apoyo directo e inmediato a los trabajadores y los más vulnerables, tanto en el país como en el extranjero.
3. Garantizar que el apoyo llegue rápidamente a las MiPymes y a sus trabajadores.
4. Adaptar los programas sociales existentes dirigidos por el gobierno.
5. Garantizar el libre comercio y la circulación acelerada de bienes esenciales a través de las fronteras.
6. Establecer canales formales e informales de diálogo entre el gobierno, los empleadores, los trabajadores y las comunidades.

La ICC advirtió que se requieren medidas urgentes a corto plazo, de estímulo y salvaguarda centradas en el mantenimiento del empleo y la actividad en la economía real, incluyendo el conceder préstamos puente sin interés o con bajo interés; financiamiento comercial; préstamos de capital circulante con plazos flexibles y diferidos; desgravaciones fiscales; desgravaciones por pago de préstamos; desgravaciones por alquiler/arrendamiento; subvenciones y salarios a las MiPymes para ayudar a mantener a sus trabajadores en nómina.

Te recomendamos: Tarifas marítimas, ¿“saludables” ante COVID-19?

La ICC hizo una recomendación especial en la protección de los trabajadores de las MiPymes, porque de lo contrario se corre el riesgo de agravar la propagación del virus, debilitando las cadenas de suministro mundiales y, a su vez, ejerciendo más presión sobre la economía mundial, lo que podría provocar disturbios sociales y políticos.

Este punto es de vital importancia para la ICC porque busca preservar la fuerza laboral, por lo que las acciones están desarrolladas en cuatro subtemas como:

a) Ampliar y aumentar la protección social para todas las personas sin cobertura, o con cobertura inadecuada.
b) Brindar apoyo de ingresos de emergencia y pagos temporales directos en efectivo a los hogares más vulnerables.
c) Brindar alivio temporal de los pagos de la hipoteca / renta, préstamos personales y familiares, y de pago de impuestos.
d) Garantizar apoyo a la medida a los trabajadores más marginados, incluidas las mujeres, los trabajadores migrantes y los refugiados.

“Para la ICC la supervivencia de muchas MiPymes y sus trabajadores dependerá de que tengan acceso rápido al apoyo y la información gubernamentales, ya que cada día es importante para preservar su viabilidad”, indicó.

A mediano plazo el fortalecimiento de los sistemas universales de protección social, ayudará a garantizar una recuperación económica significativa, y ayudará a aumentar la resiliencia y la recuperación de la confianza.

Un paso fundamental para la recuperación económica en el mediano plazo será la fluidez como se mantengan las cadenas de suministro mundiales a partir de líneas comerciales abiertas y sin obstáculos de medidas arancelarias, barreras comerciales y la utilización de la documentación comercial electrónica en lugar de hacerla en papel, dijo.

No te vayas sin leer: Ante COVID-19 transporte de carga no puede frenar por restricciones

Y, finalmente, en el mediano y largo plazos, se debe garantizar que los gobiernos mantengan interlocución regular y sustancial con todas las partes interesadas, incluyendo las organizaciones empresariales, de trabajadores y las comunidades en las que operan las empresas, punto en el que la ICC dijo estar lista para prestar toda la colaboración a través de sus oficinas en más de 100 países.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21