Cofece alerta por falta de competencia en mercado de gas LP

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) emitió una serie de recomendaciones a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para generar mayor competencia en el mercado del gas LP, en el cual la concentración de cinco grupos económicos dedicados a la distribución y expendio llegó a 53% en 2017, desde un 48% registrado en 2015.

A través del estudio “Transición hacia Mercados Competitivos de Energía: Gas LP”, la Cofece identificó que en este mercado existe un número de reducido de empresas que participan en toda la cadena de valor, es decir, la importación, almacenamiento, distribución y venta de gas LP.

Este combustible es utilizado por el 76% de los hogares del país y el incremento en su precio tiene efectos especialmente importantes en los hogares más pobres, ya que destinan 3.5 veces más gasto para adquirirlo que lo que destinan los hogares de mayores ingresos. La concentración de mercado en la distribución de este gas, advierte la Comisión, es aún mayor en Yucatán, Baja California y la región Pacífico. Según su cálculo, pasar de uno a dos distribuidores de gas LP en una región, puede reducir los precios del gas hasta en 6.5 por ciento.

Después de que en 2017 los precios de este combustible fueron liberados, ahora se fijan libremente por los permisionarios, tomando en cuenta las cotizaciones del gas LP en el mercado internacional y los costos necesarios para llevarlo al consumidor final. Con este cambio, los precios del gas LP aumentaron en promedio 8.0% en el transcurso de ese año, por lo que la Cofece ha iniciado una investigación por la posible existencia de conductas anticompetitivas en su comercialización y distribución.

La Comisión resalta distintas áreas “grises” en este mercado. Por ejemplo, señala que la importación de gas LP ha aumentado con la entrada de empresas privadas al negocio, llegando a representar 60% del consumo al cierre de 2017. Empero, la Cofece denuncia la inexistencia de información pública sobre los precios de internación, que es el precio al que las empresas (incluyendo a Pemex) compran el gas en el extranjero, lo que hace imposible estimar el margen de comercialización entre el precio de importación y el precio de venta al consumidor final.

También se expone que podría haber capacidad subutilizada en el transporte y almacenamiento de la molécula, infraestructura que podría ser aprovechada por otras empresas y cuyo desuso eleva los costos de operación.

Por lo anterior la Cofece recomienda a la CRE en materia de:

Importaciones:

Recopilar y publicar datos acerca del movimiento de precios en el punto de internación con base en los datos recogidos en las aduanas, con el objetivo de tener información confiable sobre los márgenes de venta de las empresas de Gas LP.

Comercialización:

Suspender o no dar permisos a aquellos agentes que estén verticalmente integrados (participación cruzada) y que no soliciten la opinión favorable de la Cofece, como lo mandata la Ley de Hidrocarburos en términos del artículo 83.

Transporte y almacenamiento:

Garantizar el acceso abierto a los ductos y terminales de almacenamiento, propiedad de Pemex y privados, a todo el que lo requiera.

Que Pemex y particulares cumplan con su obligación de publicar la información sobre la capacidad efectivamente utilizada en cada sistema de ductos y terminal de almacenamiento para identificar problemas de subutilización y/o restricción artificial. De no hacerlo, se apliquen las sanciones correspondientes.

Revisar los casos en los que proceda realizar Temporadas Abiertas para asignar la capacidad no utilizada.

Imponer regulación a los almacenistas privados de Gas LP, homologando las obligaciones de acceso abierto a sus terminales de almacenamiento a las que existen en el transporte por medio de ductos.

Distribución:

Imponer a los distribuidores que contraten o tengan vínculos comerciales con comisionistas la obligación de reportar precios y cantidades vendidas a través de estos agentes económicos.

Venta al público:

Se recomienda a DICONSA, valorar la posibilidad de utilizar todas sus tiendas como puntos de venta de Gas LP a través de licitaciones públicas con un alcance regional para elegir al suministrador que asegure las mejores condiciones de precio y servicio.

Y a las autoridades competentes, gobiernos y legislaturas locales eliminar barreras al establecimiento de expendios de Gas LP incluidas en las legislaciones locales.

Por Redacción T21.
Comenta y siguenos en Twitter: @GrupoT21