OMC da monto a México y Canadá para “castigar” a EU por COOL

La Organización Mundial del Comercio (OMC) precisó este lunes que los productores mexicanos han tenido una afectación por 222.75 millones de dólares (mdd) en sus exportaciones de ganado, por los requisitos de etiquetado de país de origen (COOL, por sus siglas en inglés) que contempla Estados Unidos.

Desde el pasado 18 de mayo, la OMC ratificó un dictamen donde se precisó que las reglas COOL para la carne importada de ganado bovino y porcino, discriminan y perjudican a los productores mexicanos y canadienses, a la vez que representan una violación a las obligaciones comerciales internacionales por parte de su socio estadounidense.

Tanto México como Canadá indicaron a mitad de este año que ante esta situación buscarían aplicar sanciones económicas a Estados Unidos por tres mil 53 mdd, aunque la propia OMC precisó este día que el alcance de estas represalias comerciales debería alcanzar los mil 16.94 millones de dólares anuales en conjunto.

Esta decisión permitirá a México, al igual que a Canadá, ejercer sus derechos e imponer medidas de represalia a las importaciones procedentes de Estados Unidos”, indicó la Secretaría de Economía (SE) en un comunicado de prensa.

La dependencia federal precisó que ambos gobiernos solicitaron una reunión extraordinaria del Órgano de Solución de Diferencias, con el fin de obtener autorización para la suspensión de beneficios ante la OMC, la cual deberá realizarse en diciembre en Ginebra, Suiza.

Por su parte, México planea aplicar una suspensión de beneficios en contra de importaciones de productos agrícolas e industriales procedentes de Estados Unidos, como manzanas, lácteos, bebidas alcohólicas, productos de higiene personal, entre otros.

Esta medida “se pondrá en marcha a la brevedad y se mantendrá vigente hasta que Estados Unidos cumpla con sus compromisos internacionales en la OMC y elimine la medida de COOL en su totalidad. Además, México utilizará el mecanismo de carrusel para la rotación de productos conforme lo estime conveniente”, dijo la SE.

El etiquetado estadounidense exige a los minoristas ofrecer a los consumidores información acerca de dónde nacieron los animales, así como dónde fueron criados y sacrificados. Los detractores de esta medida indican que esto los pone en desventaja frente a los productos locales.

Las autoridades mexicanas han dicho en el pasado que la medida provoca pérdidas a los productores por unos 111 mdd anuales, mientras que por la parte canadiense se estiman unos mil mdd anuales.

Twitter: @EDuarteT21