Pemex anuncia operativos de seguridad en gasolineras del norte

MÉXICO, DF., 27 de enero.- Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció que con el objetivo de combatir el mercado ilí­cito de hidrocarburos y evitar la distribución de combustible robados, en colaboración con dependencias del gobierno federal inició diversos operativos de inspección en estaciones de servicio localizadas en el norte del paí­s.

En un comunicado, la paraestatal, detalló que el propósito de esta supervisión es validar la correcta operación de las estaciones franquiciatarias.  "œLa acción conjunta que se llevará a cabo durante los siguientes meses será coordinada por el Grupo Interinstitucional de Combate al Robo de Combustible, integrado por Petróleos Mexicanos, la Secretarí­a de la Defensa Nacional, la Procuradurí­a General de la República y el Servicio de Administración Tributaria (SAT)".

Indicó que en estos operativos, personal de Pemex Refinación llevará a cabo un programa de inspección con el fin de garantizar que la calidad de los combustibles que se venden al público cumpla con las especificaciones técnicas.

Recordó que los laboratorios móviles de Pemex cuentan con equipos de tecnologí­a de punta para el análisis de los combustibles, bajo métodos establecidos por la American Society for Testing Materials (ASTM), los cuales permitirán la detección de desviaciones en su calidad y octanaje.

Pemex  explicó que  dichos operativos  se iniciaron en Monterrey luego de la denuncia presentada por personal de Pemex ante la Procuradurí­a General de la República en Nuevo León.

En los operativos  se aplicará por primera vez la reforma penal en delitos relacionados con el comercio ilí­cito de combustibles. Ahora, el Código Penal Federal establece penas de seis meses a dos años de prisión y de 100 a 500 dí­as de multa a quienes posean y resguarden de manera ilí­cita petróleo crudo o hidrocarburos refinados, procesados o derivados en una cantidad hasta 300 litros.

Cuando la cantidad sea mayor a 300 litros y menor a mil, se impondrán penas de prisión de dos a cuatro años y de 500 a mil dí­as de multa, y para el caso de que exceda de mil litros se podrán hacer acreedores a una pena de cuatro a diez años y de mil a doce mil dí­as de multa.

Asimismo, se prevén castigos de tres a diez años de prisión a quien dolosamente altere los instrumentos de medición utilizados para enajenar o suministrar los hidrocarburos o sus derivados. La reforma aprobada faculta al Ministerio Público para que se encargue de vigilar el aseguramiento del hidrocarburo sustraí­do y su posterior entrega a la paraestatal.