CN busca que KCS ceda infraestructura ante su fusión con CP

El ferrocarril Canadian National (CN) solicitó a la Junta de Transporte de Superficie (STB por sus siglas en inglés) que condicione cualquier aprobación en la fusión Canadian Pacific con Kansas City Southern (KCS) a que esta última le ceda su línea Springfield que conecta Kansas City, Missouri, con Springfield, Illinois.

Dicha propuesta fue presentada este 12 de enero como parte de una solicitud de respuesta para el 28 de febrero próximo de acuerdo con el calendario de procedimiento de la STB para la revisión de la fusión.

“La línea de Springfield es una alternativa competitiva directa a la ruta de CP de Kansas City a Chicago, y más allá a Detroit y el este de Canadá. CP y KCS han dejado claro en su solicitud de fusión que no tienen previsto invertir en la línea de Springfield y que, por el contrario, le restarán importancia en favor de la línea paralela existente de CP”, explicó.

Por ello, dijo que poner la línea de Springfield bajo el control de CN representa una gran oportunidad para mejorar las opciones de transporte, promover la competencia entre ferrocarriles y retirar miles de camiones de larga distancia de la carretera anualmente, esto a través de una mayor competencia entre ferrocarriles y camiones.

“El plan de CN para la línea beneficiará a todas las partes interesadas y promoverá los esfuerzos continuos para garantizar la competencia y la posibilidad de elección en nuestra industria, al tiempo que creará nuevos puestos de trabajo y oportunidades económicas en la región”, comentó.

Sin embargo, CP respondió que toda la información proporcionada por CN se basa en una serie de errores ya que la línea referida no es "paralela" a la línea de CP entre Kansas City y Chicago, ni llega a Chicago.

“Contrariamente a las declaraciones engañosas, la línea de KCS no forma parte de una ruta de paso hacia Chicago en conjunción con CN. De hecho, no hay ninguna conexión directa hoy en día en Springfield, y los volúmenes de intercambio históricos reflejan la ausencia de cualquier servicio real aquí. Sólo 4 coches fueron intercambiados por KCS en Springfield con CN en 2020 y 133 coches con CN en 2019”, expuso.

En este sentido, aseguró que la combinación procompetitiva CPKCS no rebajará ninguna línea, incluidas estas. Por el contrario, mantendrá los niveles de servicio existentes y no desviará el tráfico de las mismas.

De hecho, explicó que la ruta de Kansas City a St. Louis y los otros activos que CN quiere que la STB obligue a CP a desprenderse son partes importantes de la historia de crecimiento combinada que proporcionará rutas nuevas y competitivas de una sola línea que conectan la red con los clientes y las instalaciones portuarias, en donde se prevé un aumento del tráfico en este corredor del 30 por ciento.

“CP responderá a cualquier solicitud formal de condiciones de la CN en el procedimiento pendiente de la STB en el momento oportuno”, afirmó.

No obstante, de concretarse la solicitud, CN anunció una inversiones de al menos 250 millones de dólares en dicha línea, incluyendo mejoras de las terminales, promover opciones competitivas para los clientes, incluyendo el tráfico automotriz e intermodal, lo que conducirá a una mayor prosperidad económica para el Medio Oeste en línea con los objetivos de la orden ejecutiva del presidente Joe Biden sobre la competencia.

Además de abrir nuevos mercados internacionales a los clientes, incluyendo la conexión segura y fiable de los fabricantes y agricultores de Illinois, Indiana y Michigan con el mundo; y preservar todas las opciones competitivas existentes proporcionando a los clientes de KCS acceso a la línea.

De acuerdo con la propuesta de CN, ésta realizará las inversiones de capital necesarias para mejorar la velocidad de operación y las terminales, obtener beneficios ambientales y proporcionar opciones adicionales que favorezcan la competencia y el acceso a los clientes de automóviles e intermodales.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21