PAN buscará que ARTF verifique trenes urbanos

El Partido Acción Nacional (PAN) propuso una iniciativa para reformar la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario (LRSF), con el objetivo de que la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF) amplíe sus atribuciones de regulación y verificación a los sistemas de trenes urbanos de pasajeros que operan en las zonas metropolitanas del país, esto tras el desplome de la vía elevada de la Línea 12 del metro ocurrido el pasado 3 de mayo.

“Consideramos de la mayor relevancia ampliar las facultades de esta entidad reguladora federal, para que ahora dicte normas técnicas y supervise que se cumplan las disposiciones sobre los sistemas de transporte tipo Metro, para darle máxima seguridad y confianza a los usuarios”, explicó la senadora Kenia López Rabadán.

En el documento de la iniciativa expone que al ampliar las funciones de vigilancia contribuirán a proteger a millones de usuarios que diariamente utilizan dicho sistema de transporte en Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

“La tragedia del metro en la Ciudad de México puso en evidencia la insuficiente regulación de los sistemas de trenes urbanos de pasajeros. Por eso la ARTF debe tener una mayor participación y responsabilidad, para que esos sistemas sean más seguros y eficientes. Consideramos como necesario que los sistemas de trenes urbanos de pasajeros se sujeten a reglas federales de ferrocarriles, y que su normatividad y operación sea vigilada por un organismo federal del transporte, como ocurre en los mejores metros del mundo”, afirmó.

En este sentido, mencionó que en Alemania, este tipo de transporte es administrado por cada estado y el gobierno federal, a través del Ministerio Federal de Transporte e Infraestructura Digital, garantiza la eficiencia del transporte público local. En Japón, el Metro de Tokio, Osaka y Kioto tiene presencia del organismo federal Japan Railways, para garantizar su eficiencia, por lo que “podemos seguir siendo meros espectadores mientras los sistemas de transporte urbano se siguen deteriorando y poniendo en peligro la vida de seres humanos que los utilizan día con día”.

El pasado 3 de mayo ocurrió un desplome en un tramo de la vía elevada de la Línea 12 dejando un saldo de 26 personas muertas, incluido un menor de edad, y cerca de un centenar de usuarios lesionados.

Más de cuatro meses después, se emitió el dictamen técnico final sobre las causas que ocasionaron el derrumbe, señalando que el colapso fue resultado del pandeo de las vigas norte y sur, facilitada por la falta de pernos funcionales, en una longitud significativa. Hasta el momento no se han fincado responsabilidades penales ni administrativas en contra de ningún funcionario o empresa.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21