Canadian Pacific completa la adquisición de Kansas City Southern

Kansas City Southern (KCS) completó su venta a Canadian Pacific (CP) por 31,000 millones de dólares, con lo que se crea la única red ferroviaria de una sola línea para unir a Estados Unidos, México y Canadá.

“CPKC se convertirá en la columna vertebral que conectará a nuestros clientes con nuevos mercados, mejorará la competencia en la red ferroviaria de Estados Unidos, e impulsará el crecimiento económico en América del Norte al tiempo que brinda importantes beneficios ambientales. Estamos emocionados de alcanzar este hito en el camino hacia la creación de este único ferrocarril verdaderamente norteamericano", dijo Keith Creel, presidente y director general de CP.

Con lo anterior, los accionistas de la estadounidense recibirán 2,884 acciones ordinarias de la canadiense y 90 dólares en efectivo por cada acción de las acciones ordinarias de KCS que posean y 37.50 dólares en efectivo por cada acción de las preferentes.

Posteriormente, después del cierre de la adquisición, las acciones se colocaron en un fideicomiso con derecho a voto del cual Dave Starling, ex presidente y director general de KCS, fue designado como fideicomisario.

Cabe precisar que el fideicomiso con derecho a voto garantiza que KCS operará independientemente de CP, permanecerá vigente hasta que la Junta de Transporte Terrestre de los Estados Unidos (STB, por sus siglas en inglés) emita su decisión sobre la solicitud conjunta de control ferroviario de las empresas.

Con la aprobación de este organismo se crearía Canadian Pacific Kansas City Limited (CPKC), la primera línea única ferroviaria que une Estados Unidos, México y Canadá. La revisión del STB del control propuesto por CP sobre KCS se espera que se complete en el cuarto trimestre de 2022.

"Estamos entusiasmados con las posibilidades que se nos abrirán a través de esta combinación con CP y esperamos con ansias nuestro siguiente capítulo", mencionó Patrick J. Ottensmeyer, presidente y director general de KCS.

Los beneficios esperados de la combinación de negocios no se obtendrán hasta que el STB apruebe el control, por lo que las 2 empresas esperan lograr una integración completa durante los siguientes 3 años, desbloqueando los beneficios de la combinación.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21