KCSM espera un mejor 2022 tras impacto por chips, bloqueos y reformas

La falta de chips para la industria automotriz, los bloqueos a las vías del tren y las reformas en materia energética impactaron a Kansas City Southern México (KCSM) durante el tercer trimestre de 2020, sin embargo, la compañía ferroviaria espera una recuperación al cierre del año y un mejor 2022, aunque con reducciones en el manejo de combustibles.

Óscar del Cueto, presidente de la compañía en México, recalcó que pese a ello el gobierno está llevando a cabo acciones para tener un mayor control del producto y evitar el “huachicoleo fiscal”, aunque haya significado una baja en los volúmenes por las restricciones y cancelación de permisos en la materia.

“Una vez que este marco regulatorio quede establecido los volúmenes van a regresar sobre todo porque la demanda del mercado está, en donde Pemex no puede cubrir la demanda en su totalidad y nosotros a través de los grandes proveedores que importan pudiéramos dar ese servicio”, dijo.

Mientras que en la parte automotriz, comentó que se espera que en el primer trimestre del próximo año quede solucionado el problema de la falta de chips, aunque pudiera ser hasta la primera mitad de 2022. Explicó que esta situación también impactó sus ingresos en el periodo mencionado debido a la baja en el movimiento de vehículos terminados de México a Estados Unidos.

En tanto, los 91 días de bloqueo por parte de los maestros pertenecientes a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a las vías ferroviarias en Michoacán dejaron a KCSM una pérdida económica de 30 millones de dólares, 5 millones de dólares más de lo reportado al cierre del tercer trimestre y sumando el mes de octubre.

Reiteró que esperan que con la propuesta del Gobierno federal de llevar la nómina magisterial a la federación se resuelva “el problema de raíz, muy frecuentemente los maestros de Michoacán enfrentaban el problema de pagos y creemos que con este recurso se pueden dar de manera regular y los problemas se quiten”.

En este sentido, dijo que se han reunido con legisladores para realizar reformas a la ley y “ser más agresivos” en los bloqueos que se realicen a las vías federales de comunicación.

La recuperación se verá en el manejo de granos que resultaría mejor que en 2019, así como las compras que se realicen durante la temporada navideña, mencionó en reunión con medios de comunicación.

“Viene bien 2022, nosotros traemos compromisos de inversión y este año estamos cerrando por arriba de la comprometida que fue 118 millones de dólares y ya estamos cerca de los 150 millones de dólares; terminamos un proyecto en Monterrey de un patio satélite, estamos haciendo inversiones en San Luis, en Saltillo y el proyecto más importante cerrando el próximo año es la construcción del puente de Nuevo Laredo. Se viene un buen año y mejor 2023 y estamos inmersos con la fusión del Canadian Pacific y nos va a permitir una sola línea, un solo proveedor de servicio ferroviario sin intercambio y se abren nuevos mercados para las exportaciones mexicanas y las importaciones y atacar nuevos mercados”, sostuvo.

Centro de Distribución de Vehículos (CDV) Central Bajío

Central Bajío, mencionó Óscar del Cueto, es un proyecto estratégico que estará ubicado al norte de Celaya, cerca de Querétaro, un punto logístico para el sector automotriz donde existen muchas plantas cercanas y con el que se busca agregar valor al ciclo de los carros que se utilizan para el transporte de los vehículos.

“Esta nueva terminal nos va a permitir un mejor uso, entre más rápido los podamos descargar y volver a cargar nos da una ventaja”, dijo.

Precisó que Suministros Industriales Potosinos (SIPSA) tendrá el terreno y TransDevelopment Group (TDG) desarrollará la infraestructura ferroviaria, ambas empresas realizarán la inversión para este proyecto, mientras que la ferroviaria otorgará el servicio ferroviario con ventajas para los clientes de dicha industria.

Adelantó que será en marzo del próximo año cuando comience el servicio de transvase de vehículos tanto de exportación como de importación, contará con una capacidad futura de hasta 10,000 unidades. Los mercados objetivos serán bajío, Celaya, Querétaro, San Luis Potosí, Aguascalientes y Guadalajara, zonas donde se encuentran Toyota, Mazda, Honda, BMW, Nissan y Ford.

Comentó que pese a las afectaciones al sector por la falta de chips, esta situación no impacta en los planes para la industria automotriz ya que “se habla que en primer semestre del 2022 esto será un tema resuelto, pero las inversiones que nosotros hacemos o nuestros socios son de largo plazo, no lo vemos en el corto plazo. Por ello el compromiso con México, seguiremos invirtiendo, buscando proyectos sobre todo en la zona del bajío que es muy importante para nuestra operación”.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21