Bloqueos ferroviarios dejan pérdidas de 13,760 mdp

Los bloqueos a las vías férreas en el país han generado pérdidas de 13,760 millones de pesos en más de un año, sin embargo, este tipo de acciones ya se convirtieron en una “tormenta perfecta” para diversas industrias como la automotriz y en un “deporte” que provoca incertidumbre en el comercio exterior, afectando nuevas inversiones, la creación de empleo, a la cadena logística y aumentos en las tarifas.

Iker de Luisa, director de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), precisó que de enero de 2020 al 13 de septiembre de 2021 suman 344 días de cierre de este tipo de infraestructura, con pérdidas de 40 millones de pesos en promedio al día, es decir, han sido 13,760 millones de pesos durante el periodo mencionado.

“De ese tamaño es la afectación y la magnitud del problema”, dijo durante su participación en la Mesa Redonda: Afectaciones Bloqueos Michoacán organizada por la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac).

Felipe Peña Dueñas, presidente de la Comisión de Transportes de la Concamin, señaló que desde el 2017 estos actos se convirtieron en “un deporte” que comenzó en Michoacán con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), mismos que ya son considerados como delito grave de acuerdo con la modificación al artículo 533 de la Ley de las Vías Generales de Comunicación.

“Hay daños muy serios al Estado de derecho, a la no aplicación de la ley”, comentó, así como que dicha situación manda una mala señal sobre la seguridad nacional y para nuevas inversiones en el puerto de Lázaro Cárdenas, por ejemplo, en donde recordó que con el bloqueo actual el daño económico supera los 1,700 millones de dólares solo por la mercancía detenida.

Por su parte, Yanina Navarro, directora de la Cámara Nacional del Cemento (Canacem), expuso que se ha afectado a 150,000 toneladas de cemento equivalente a 3.6 estadios Azteca o 5,000 casas de interés social, por lo que han optado por utilizar 3,000 camiones para mover esta mercancía, además han registrado impactos en la proveeduría, disponibilidad del producto, entre otros.

Norma Becerra, presidenta de la Amanac, afirmó que esta situación provoca desabasto en insumos, medicamentos, de productos en tiendas comerciales y con los trenes detenidos se pueden registrar robos, así como la pérdida de la confianza de los inversionistas en Michoacán.

“En el mundo marítimo hemos enfrentado retos como el bloqueo del Canal de Suez, cierre en puertos principales de China, congestionamientos en los puertos de escala, repunte de COVID y el crecimiento de las exportaciones de China, pero en ninguna parte del mundo hemos visto que se bloquee la transferencia y el transporte al interior de los países”, dijo.

José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), comentó que una empresa armadora ya reportó pérdidas por 220 millones de dólares, “¿y quién va a pagar eso? ¿A dónde vamos a exigir?”.

Aunado a los bloqueos, las afectaciones de la pandemia, la falta de energía por la helada en Texas y ahora de los microchips, ya se convirtió en la “tormenta perfecta” para la industria.

“Lamentablemente es la tormenta perfecta. La semana pasada tuve reunión con el canciller [Marcelo] Ebrard, y vi que la opción que es un tema del gobernador que no quiere resolver el problema: es cierto que es un tema del gobierno local, pero también debería preocupar a ambos lados y que la Guardia Nacional tome la decisión de actuar, que no se va a mover si el presidente diga que se mueva”, opinó.

Por ello, sostuvo que es preocupante que la demanda laboral se convierta en un tema político, por lo que estimó que la liberación de las vías en dicho estado se resolverá hasta octubre, con la entrada del nuevo gobernador.

En tanto, Fernando Ruiz, director general del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce), afirmó que estas acciones generan una gran incertidumbre entre las empresas del comercio exterior, para nuevas inversiones en el país, nuevos empleos, que quitan competitividad y “puede generar un daño irreversible al desarrollo del comercio exterior”.

Francisco Orozco Mendoza, director de comercialización de Hutchison Ports México, coincidió en que este tipo de actos bloquean el comercio mundial, a la cadena logística y provoca aumentos en las tarifas del autotransporte.

“Varios clientes, compañías transnacionales de primer mundo dijeron cero ferrocarril, no me importa si se desbloquea hoy o mañana y ya están buscando el esquema del autotransporte, que no es una solución ideal porque también ha habido bloqueos, deslaves, congestionamiento y están subiendo las tarifas del transporte terrestre en el corredor de Lázaro Cárdenas al Valle de México. Es increíble que 3,4, 5 o 50 personas se den el lujo de hacer esto, sino se aplica el Estado de derecho cualquiera va a bloquear”, expreso.

John Sánchez González, director comercial de APM Terminals Lázaro Cárdenas, mencionó que los cierres a las vías férreas afecta la reputación del puerto, pero también del sistema portuario del país, “esto nos deja con una imagen manchada y con la dificultad de crear esa confianza hacia el exterior”.

Mientras que, Jorge Luis Cruz Ballado, director de la Administración Portuaria Integral (API) de Lázaro Cárdenas, coincidió que más allá de las pérdidas económicas la reputación de esta infraestructura, es “preocupante para el futuro, el prestigio del puerto, dónde está quedando. El daño a la carga y el convencer al cliente que vuelva, cuesta mucho trabajo”.

“Algunos clientes se niegan rotundamente a traer su carga por Lázaro Cárdenas por el temor de los bloqueos férreos”, dijo.

Adelantó que se encuentran trabajando con otras autoridades un análisis que entregarán a la Dirección General de Fomento y Administración Portuaria sobre el impacto de los cierres a las vías de ferrocarril y la saturación del puerto de Manzanillo, para que a través del secretario de MarinaJosé Rafael Ojeda Durán, tenga conocimiento el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21