Cambios normativos al sector ferroviario son necesarios: Cofece

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) concluyó que la competencia en el Sistema Ferroviario Mexicano (SFM) es escasa y que la red opera de manera desarticulada, condiciones que provocan una baja eficiencia del servicio en perjuicio de la competitividad del país, por lo que se requieren cambios normativos en el corto plazo.

“Sugiere que cuando venzan las concesiones actuales será necesario reconfigurar la red con un diseño más equitativo para lograr que esta funcione de manera articulada y promueva mayor competencia. Mientras tanto, en el corto plazo se requieren cambios normativos para promover un sistema más eficiente”, afirmó en la versión final de su Estudio de competencia en el servicio público de transporte ferroviario de carga.

En este sentido, el organismo presentó 25 recomendaciones dirigidas a los legisladores y reguladores con el fin de promover una mayor competencia y eficiencia en el sector.

Entre ellas, señaló que resulta conveniente contar con criterios claros, objetivos transparentes para evaluar la conveniencia de prorrogar una concesión o exclusividad.

Detalló que en el corto plazo expirarán las exclusividades de algunos concesionarios, Ferromex en 2038, Ferrosur en 2029, KCSM en 2027 y Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) en 2033, por lo que al terminar estos se deberá brindar acceso a dichas vías a otros proveedores del servicio en condiciones que no impliquen violaciones a la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE).

También dijo que es necesario eliminar los obstáculos para aprovechar los derechos de paso existentes y crear nuevos a través, entre otros, de reformar la Ley para establecer que los derechos de paso que están en los títulos de concesión sean regulados por la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF) y que esta diseñe regulación tarifaria, caso por caso, para incentivar el tráfico interlineal.

Para quitar los cuellos de botella se requiere la promoción de los servicios interlineales, facultando a la Agencia a regular las tarifas de última y primera milla, cuando se cumplan ciertas condiciones y a partir de las mejores prácticas internacionales, así como fortalecer el diseño institucional de la Agencia.

La Cofece detectó que Ferromex y Kansas City Southern de México (KCSM) operan las 2 redes más grandes (71% de la red operada), además concentran las concesiones para explotar infraestructura y equipo férreo en los nodos y corredores más transitados del país, como Altamira, Ciudad de México y Monterrey, lo que les permite mover hasta 82% de la carga en el sistema.

Por lo anterior, la red opera de manera fragmentada, en donde los concesionarios prestan el servicio casi exclusivamente en sus propias redes. Evidencia de ello es que 80% del transporte ferroviario inicia y termina dentro de la red de un mismo concesionario. Asimismo, solo 39% de los derechos de paso existentes está en uso y los accesos ferroviarios a instalaciones industriales atendidos por 2 o más concesionarios mediante servicios de interconexión disminuyeron de 29% a prácticamente cero entre 1999 y 2015.

Además, existen elevadas tarifas en la “primera y última milla” en fletes que involucran más de un concesionario; asimismo identificó que la red no ha crecido a pesar de la participación de privados, incluso entre 2006 y 2019 el tendido de vías disminuyó de 89% a 87% y la intervención del ferrocarril en el transporte de carga es baja, ya que transporta el 23% del equivalente al volumen que moviliza el autotransporte.

Además, la transferencia de carga intermodal en los puertos disminuyó de 25% a 12% entre 2007 y 2016 y la distancia promedio del flete disminuyó 13% entre 2005 y 2019, por mencionar algunos.

“La apertura a la participación de privados en el SFM resultó en aumentos significativos en su productividad, modesta inversión en infraestructura, cierto incremento en la participación en la carga transportada y, de manera importante, liberó a las finanzas públicas de subsidios crecientes para mantener la operación del servicio. No obstante, este estudio muestra que la competencia intramodal en el SFM es escasa, que la red opera de manera desarticulada y que la oferta está concentrada en 2 grupos económicos”, dijo.

En este sentido, mencionó que a pesar de que faltan más de 2 décadas para que venzan las concesiones y en tanto el rediseño de la red no se logre, la Comisión considera que la aplicación de las recomendaciones mejoraría la situación actual.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21