Así impactó y enfrentó KCSM la pandemia

Cuando comenzó la pandemia por COVID-19, en la cual México aún es uno de los países más afectados con 563 mil 705 casos confirmados y 60 mil 800 defunciones al 24 de agosto, muchas industrias tuvieron que detener su producción para evitar contagios entre los trabajadores, tales como automotriz, minera y construcción al ser consideradas actividades no esenciales.

Pese a que el ferrocarril fue considerada actividad esencial desde un inicio, el tráfico de carga a través del riel se vio afectado debido a las industrias que dejaron de producir, ya que no había demanda de transporte para insumos o productos terminados, lo cual terminó por impactar al sector ferroviario.

Tan solo para Kansas City Southern sus ingresos cayeron 21% en el segundo trimestre del año frente al mismo periodo del año previo, de acuerdo con el informe financiero de la empresa, como T21 informó.

“Fuimos denominados empresa esencial y no detuvimos las operaciones, lo que nos obligó a tomar acciones inmediatas bajo dos focos importantes: cuidar la salud de los empleados y mantener la continuidad del servicio”, comentó Óscar del Cueto, presidente, gerente general y representante ejecutivo de Kansas City Southern de México (KCSM), en entrevista para T21.

Ante esto, KCSM desinfecta locomotoras, instalaciones y continúa con operaciones en modalidad remota para que sus empleados no salgan de casa; mientras que en el proceso de transporte de carga se tuvieron que adaptar y buscar nuevas opciones.

“El tener continuidad del servicio nos permitió seguir atendiendo empresas esenciales, sin embargo, por la disminución en los volúmenes que se presentó derivada de las actividades industriales que se detuvieron, tuvimos que ver nuevas oportunidades. El equipo identificó la manera de consolidar trenes y reducir corridas”, explicó Del Cueto.

Lo anterior, en apoyo con su modelo implementado el año pasado, Precision Scheduled Railroading (PSR), una metodología para operar el ferrocarril con mayor agilidad maximizando el uso de los activos y minimizando los costos no esenciales.

“El PSR nos ha permitido hacer más con menos y nos ha ayudado mucho durante esta pandemia donde hemos podido aumentar la longitud de los trenes entre 15 o 20% más de lo que los movíamos el año pasado. Antes movíamos trenes de dos kilómetros desde Lázaro Cárdenas, ahora los trenes son de 3 kilómetros”, comentó Rafael Mercado, subdirector intermodal de KCSM, durante el panel Intermodal: evolución y recuperación de los tráficos marítimos y ferroviarios, en una nueva edición del programa Diálogos Empresariales de logística, organizados por GrupoT21.

Además, Mercado agregó que aún no se recuperan las frecuencias del todo, pero la eficiencia continúa debido al aumento de longitud de los trenes desde el puerto de Lázaro Cárdenas.

Comenta y síguenos en Twitter: @Irale1427 / @GrupoT21