Comienza la recuperación en el sector intermodal y con ello los retos

Te presentamos una nueva edición de Diálogos Empresariales de Logística, con el tema: “Intermodal: evolución y recuperación de los tráficos marítimos y ferroviarios”.

Con la pandemia por COVID-19 (coronavirus) el sector económico en el mundo comenzó a padecer, pues entre las medidas de prevención resultaron que industrias como la automotriz, minera, y de la construcción dejaran de operar.

Lo anterior afectó a los volúmenes de carga y el sector intermodal no fue la excepción, sin embargo, el panorama comienza a mejorar para este segmento, de acuerdo con lo comentado por actores del sector en el panel Intermodal: evolución y recuperación de los tráficos marítimos y ferroviarios, en una nueva edición del programa Diálogos Empresariales de logística, organizados por GrupoT21.

“Las previsiones marcaban que económicamente habría dificultades en el sector todo el 2020 y que la recuperación llegaría hasta 2021, sin embargo, desde julio comenzamos a notar una recuperación del mercado intermodal y del mercado de contenedores internacional, básicamente la curva de salida de equipo de las terminales de nosotros en Estados Unidos, contenedores de empresas arrendadoras que son tomados por empresas navieras, tienen una salida con la misma o mayor velocidad que la recuperación del 2010 tras la crisis del 2008 y 2009”, comentó René Etcharren, director general ITS ConGlobal.

De acuerdo con Etcharren, uno de los principales factores de esta recuperación es que pese a la pandemia el consumo continúa, "hay confirmación de los bookings domésticos de Estados Unidos de carga necesaria para recuperar inventarios perdidos, más todo lo que se necesita por parte del consumidor, que debido a la pandemia han surgido nuevas necesidades como bicicletas, aparatos electrodomésticos, así como equipos y objetos necesarios para realizar trabajo remoto”.

En el punto coincidió Bernardo Rodarte, vp & general manager Mexico de Schneider, quien comentó que para esta empresa, el intermodal transfronterizo comenzó a ver una recuperación desde finales de junio cuando en la exportación desde México, esto al retomarse las actividades industriales, lo que aumentó la demanda, además de que las empresas estadounidenses buscaban recuperar inventarios.

“La capacidad o demanda intermodal se ha recuperado plenamente en Estados Unidos, está por arriba del 100% respecto a la demanda que se observaba previo a la pandemia; en México aún no hay cifras específicas, pero se empieza a ver un repunte interesante, aunque aún hay déficit en volúmenes comparado con el mismo periodo del año anterior y mucho de este se debe a que la industria automotriz no ha llegado a los niveles que venía manejando”, explicó Rodarte.

Por su parte, Octavio Alcalá, gerente de la división intermodal de ALA Transportes, empresa integrante de Grupo Transportes Monterrey (GTM), señaló que el sector intermodal cerró el primer semestre con una baja de 34.6% en el movimiento de contenedores de 53 pies, lo cual se estimaba en 55%, pero debido a ese repunte que tuvo el sector desde finales de junio, la cifra mejoró.

“La recuperación de junio permitió que el margen de la disminución del volumen fuera menor. Aunque en el panorama actual no hemos llegado a niveles antes de la pandemia, tenemos un poco más de estabilidad”, reconoció.

El sector ferroviario también ha sido afectado en materia intermodal, en el caso de Kansas City Southern de México (KCSM), los volúmenes no cayeron tanto, aunque sí tuvieron contracciones, aunque se anticipa que ya también comenzó la recuperación.

“En el movimiento intermodal transpacífico al puerto de Lázaro Cárdenas, vemos incremento mínimo semana a semana en importación, es mínimo pero hay recuperación. Además, ya estamos teniendo las primeras indicaciones de los grandes clientes para la peak season y son positivas porque la gente está consumiendo y lo va a seguir haciendo, quizá sus necesidades están cambiando un poco por la pandemia pero con esto el tercer trimestre del año se ve menos negativo que el segundo”, aseveró Rafael Mercado, subdirector intermodal de KCSM.

Además, explicó que en el movimiento intermodal crossborder desde julio comenzaron a observar crecimientos en los volúmenes, sobre todo en el tema de exportación desde México, aunque no tanto en importación.

Desbalance de equipo, el eterno reto
Si bien, ya se están mostrando síntomas de recuperación, hay temas por resolver. Uno de ellos, en el sector marítimo, que previo a la pandemia tenían un equilibrio entre la oferta y la demanda de espacios para contenedores en los buques y ahora la situación es diferente.

“La contracción que ha habido en el volumen ha obligado a las navieras a tomar decisiones diferentes como cambiar la flota de buques sobre todo los que vienen de Asia. Están poniendo buques más chicos porque las navieras se engolosinaron y aunque la tendencia en demanda y oferta iba pareja previo a la pandemia, ahora hay más oferta que demanda”, comentó Norma Becerra, presidenta de la Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac).

Aunado a lo anterior, en este repunte que el intermodal está presentando, el eterno problema del desbalance de equipo está muy marcado, pues de acuerdo con Etcharren, además de la recuperación paulatina que está presentando el mercado, ya no hay equipo disponible para arrendar en Asia.

“Ese equipo se agotó y hay que tomar el de Norteamérica, moverlo vacío a Asia o si se puede regresar con carga. En este sentido, las líneas navieras empiezan a ver la necesidad de ocupar contenedores para los servicios de principalmente de Asia a la costa Oeste de Estados Unidos”, explicó, por lo que no hay suficiente equipo que llegue a México para exportar, debido a que la importación también se mantiene baja aunque en recuperación.

“El mayor reto en la industria intermodal transfronteriza es que la importación hacia México no se ha reactivado a la misma velocidad que la exportación, la entrada de productos a México no ha seguido el mismo ritmo de crecimiento, por ejemplo en las fronteras de Colombia y Laredo el déficit entre exportación e importación es de cerca de 50%”, agregó Rodarte.

Al respecto, Becerra señaló que si bien el desbalance de equipo es un reto, también en medida en que las manufactureras mexicanas comiencen a incrementar su operación necesitarán más insumos, lo que generará la necesidad de importar más productos, trayendo equipo al país.

Comenta y síguenos en Twitter: @Irale1427 / @GrupoT21