Sector ferroviario defiende permanencia del fideicomiso del fondo de cruces a nivel en México

En mayo pasado, Morena presentó ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión una iniciativa para reformar diversas leyes, a fin de dotar al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de 91 mil millones de pesos que están ahora en 44 fideicomisos y que le permitirán contar con mayores recursos para hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19. Esto, además de los fideicomisos que el ejecutivo federal desapareció por decreto.

Entre estos se encuentra el Fideicomiso del Fondo Nacional de Seguridad para Cruces Viales Ferroviarios, el cual fue creado en diciembre de 2017, como parte de las atribuciones de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF), que fue la encargada de emitir las reglas de operación del fondo.

La creación de este fideicomiso se hizo para apoyar el financiamiento de la construcción, mantenimiento y operación de la señalización, los sistemas de alerta y de obstrucción de tráfico automotor y peatonal, cuando el tránsito se realice al interior de zonas urbanas o centros de población, considerando que existen 7,900 cruces a nivel en el Sistema Ferroviario Mexicano, de los cuales más de 1,000 son irregulares.

Este fideicomiso está integrado por aportaciones de la federación, de las entidades federativas y sus municipios, los concesionarios ferroviarios y, en su caso, de otras entidades públicas o privadas, máximo en un 25% por cada parte.

Por lo anterior, los actores del sector ferroviario y algunos actores parlamentarios defendieron, en un evento convocado por las Comisiones Unidas de Presupuesto y Cuenta Pública y de Infraestructura del Congreso de la Unión, la permanencia de este fideicomiso que no solo beneficia al sector ferroviario, sino al comercio del país y a los ciudadanos.

“Estamos a días de que inicie el T-MEC y las vías ferroviarias mexicanas que conectan con Norteamérica son una opción eficiente y seguro, por lo que este fideicomiso es básico para mantener la eficiencia del sector. Necesitamos aprovechar la infraestructura ferroviaria y aunque el fideicomiso no está hecho para que se construyan puentes o pasos a desnivel, la señalización no es tema menor y brinda mejorar en la infraestructura del sector”, indicó en su intervención Felipe Peña, presidente de la Comisión de Transporte de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

En este sentido coincidió Jesús Francisco López Molina, director de relaciones institucionales de la Cámara de la Industria de Transformación (Caintra) de Nuevo León, quien en su intervención señaló que en el caso de dicha entidad, hay 192 cruces a nivel en la Zona Metropolitana, por lo que mantener el fideicomiso es necesario para disminuir los accidentes viales entre el ferrocarril y los vehículos de carga y pasajeros, así como el transporte privado, ciclistas y peatones, ya que al primer trimestre de 2020 (1T20) Nuevo León finalizó en primer lugar en arrollamiento de vehículo en la red ferroviaria con 34 casos.

“Se debe mejorar la interacción diaria de los ciudadanos con el ferrocarril, reducir siniestros viales proteger vidas, eliminar riesgos. Además, si tenemos cruces a nivel adecuados habrá continuidad operativa del sistema ferroviario, se mejoran los tiempos de tránsito en el riel y por ende los tiempos de producción de la industria”, explicó.

Al respecto, José Zozaya, presidente de la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), mencionó que los cruces a nivel con la señalización adecuados permiten que el ferrocarril mantenga una velocidad estable lo que lo hace más eficiente y menos susceptible a robos, al no detener el viaje.

“Es el único proyecto que existe en materia de seguridad en convivencia urbano-ferroviario. Además, es fundamental su permanencia en la coyuntura nacional porque los grandes proyectos de infraestructura en los que se está trabajando son ferroviarios”, agregó Zozaya.

En tanto, Alejandro Álvarez, titular de la ARTF, relató que los trenes tienen preferencia en los cruces a nivel porque es físicamente imposible detenerse en cortas distancias, por lo que es necesario que los cruces estén debidamente señalados para que los ciudadanos tomen las precauciones necesarias y eviten accidentes.

Además recordó que se instalaron cuatro comités, en Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Aguascalientes, para analizar los cruces en los que se ocupará el presupuesto del fideicomiso que asciende a 140 millones de pesos; y que previo a la pandemia, con apoyo de la AMF trabajan en la realización de estudios en la zona metropolitana de Monterrey y Aguascalientes para conocer las necesidades de ambas, no obstante estos deberán retomarse en cuanto culminen las restricciones por la pandemia ya que por ahora el tránsito no es el habitual y no reflejaría las verdaderas necesidades urbanas.

Entre los diputados que apoyaron mantener el fideicomiso destacan Ricardo Exsome, presidente de la Comisión de Infraestructura; Benjamín Robles; Adriana Teissier, por mencionar algunos.

En esta lista también figuró Jorge García, quien destacó que la iniciativa de desparecer el fideicomiso del Fondo Nacional de Seguridad para Cruces Viales Ferroviarios no fue consultada con representantes del sector ferroviario, además de que no cuenta con un estudio de impacto presupuestal o el ahorro que su desaparición causaría en el presupuesto público.

Destaca que en el 1T20 el número de arrollamientos de vehículo fue de 137, 15% más que los 119 del mismo lapso de 2019; mientras que en personas arrolladas en el 1T20 hubo 22, lo que también significó un alza de 15% ante las 19 personas del año previo, de acuerdo con el Reporte de Seguridad del Sistema Ferroviario emitido por la ARTF.

Comenta y síguenos en Twitter: @Irale1427 / @GrupoT21