Agencia Ferroviaria quiere más dientes

Luego de dos años del inicio de su marcha en el riel, la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF) busca tener más dientes en el sector.

Pese a que, en su Segundo Informe Anual de Actividades, la ARTF enmarca entre sus logros la Regulación Tarifaria y Contraprestaciones por Derechos de Paso, Derechos de Arrastre, Servicios de Interconexión y de Terminal; la creación de Comisiones Investigadoras de Siniestros Ferroviarios, así como la creación del Fondo Nacional de Seguridad para Cruces Ferroviarios, la agencia aún tiene temas por mejorar.

Benjamín Alemán Castilla, titular de la ARTF, destaca que entre las labores que aún restan por realizar está el fortalecer con una mayor autonomía a la agencia.

“Pensamos que la agencia necesita incrementar sus capacidades regulatorias y pensamos que necesita fortalecer su autonomía. Hoy la agencia como órgano desconcentrado no tiene personalidad jurídica propia, ni patrimonio propio”, indicó Alemán Castilla, en entrevista para T21.

Puedes leer: Agencia Ferroviaria: dos años de regular en el riel

En esta labor destaca que, al no tener personalidad jurídica, cuando la ARTF emite un acto de sanción o una multa y el acreedor a dicha sanción impugna, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) es la que defiende dicha sanción, lo que genera que el proceso no sea óptimo, veloz, ni eficaz, ya que “la secretaría tiene muchos otros temas que vigilar”.

“Si la agencia tuviera la posibilidad de defenderse a sí misma en los tribunales administrativos sería un trabajo más eficiente”, añadió el titular de la ARTF.

Respecto al tema del patrimonio, resalta que actualmente la agencia depende de lo que se asigne en el presupuesto federal por lo que se buscaría impulsar un modelo en el cual cuenten con patrimonio propio a través de la obtención de recursos por el cobro de derechos de los trámites que se realizan en este ente, así como el cobro del pago de concesión anual que realizan los prestadores de servicio ferroviario.

“Con presupuesto propio, la agencia tendría oportunidad de crecer más rápido y atender más rápido sus deficiencias”, comentó.

En este punto coincide la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el Capítulo Dos de la Revisión de la Regulación del Transporte de Carga en México, publicada en 2017, donde estimó que uno de los principales retos a los que se enfrentó la agencia desde su creación fue sacar provecho del limitado presupuesto asignado y lograr dependencia de las decisiones técnicas, ya que están bajo amparo de la SCT.

En este sentido, Alemán Castilla destacó que es necesario migrar de ser un órgano desconcentrado a un ente descentralizado, ya que “es el primer paso para una mayor autonomía”.

Por lo anterior, solicitaron la ayuda de la OCDE para la evaluación del marco normativo y de la gobernanza de la agencia, con el fin de buscar las mejores prácticas que ayuden a que la agencia tenga más autonomía.

“El primer borrador nos lo entregan en noviembre y el reporte final lo publicará la OCDE en abril”, reveló el funcionario.

Comenta y sígueme en Twitter: @Irale1427