Exigencia cervecera en el riel

Si bien la bebida de los Dioses es el pulque, la que mejor acompaña unos tacos, un día en la playa o incluso una tarde de futbol es la cerveza. Si de “levantamiento de tarro” hablamos, los mexicanos tenemos el orgullo en alto, pero el país va más allá al ser uno de los principales distribuidores de cerveza al mundo, aportando el 20% del comercio mundial de este producto.

De acuerdo con Cerveceros de México, en 2017 la producción nacional totalizó en 110 millones de hectolitros, de los cuales, 30% se destinaron a la exportación, es decir, 33 millones de hectolitros.

Del total exportado, 81% fue a Estados Unidos, 1.4% a Canadá y lo demás a países como China, Chile, Escocia, Irlanda e Inglaterra. Según el organismo, de lo exportado a Norteamérica, el 88% viaja a través del autotransporte y solo 12% en ferrocarril, reuniendo un valor de tres mil 296 millones 982 mil dólares en 2017.

Antes de la concesión y asignación del Sistema Ferroviario Mexicano (SFM), la cerveza no viajaba en tren; sin embargo, ahora es un pasajero importante.

“La entrada de concesionarios y asignatarios resultó en inversiones que generaron mayor velocidad y capacidad en las vías, atrayendo industrias con mercancías de alto valor como la automotriz y cervecera que presentan crecimiento acelerado en su manejo a través del riel”, expone Alejandro Álvarez Reyes Retana, Consultor Independiente del sector ferroviario.

Destaca que tres millones 082 mil 811 toneladas de cerveza viajaron en el SFM en 2017, la cifra más alta de esta bebida en la vía en los últimos 10 años, colocándola como el tercer producto más exportado en tren con 17% de la carga, que sumó 18 millones 600 mil toneladas, de acuerdo con cifras de la Agencia Reguladora de Transporte Ferroviario (ARTF).

La principal región del país en donde la cerveza viaja a través del riel es Pacífico-Norte con Ferromex, con tres millones 082 mil 659 toneladas en 2017; las 152 toneladas restantes se reportaron en el sur del país, estiman cifras de la ARTF.

Te invitamos a conocer más acerca de esta historia publicada en la edición de julio de la revista T21, sólo consulta gratis este link.

Comenta y sígueme en Twitter: @irale1427