Emiten dictamen final de accidente ferroviario en Querétaro

El 01 de septiembre de 2017, en la zona urbana de San Juan del Río, Querétaro, en la Línea A de Kansas City Southern de México (KCSM) se reportó un deslizamiento sobre la vía principal de seis unidades con máquina guía y acoplada y 21 remolques, además de un carro tanque que se separó del convoy, lo que generó el arrollamiento de una persona, dos vehículos en cruces a nivel y el impacto con dos tolvas que estaban estacionadas.

Ese mismo día la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF) integró la Comisión Investigadora del Siniestro Ferroviario, presidida por Francisco Javier Vargas Hernández, Director General de Regulación Ferroviaria de la ARTF. Así, el 06 de abril de 2018 anunció la conclusión de la etapa de investigación, llegando a la presentación pública de las conclusiones de dicha investigación ayer.

“La conclusión es que, del análisis de la información recabada, esta información concluye que el siniestro tiene un origen multifactorial pero todos ellos relacionados con la omisión de actos suficientes para prevenir movimientos no deseados del equipo que se deslizó”, explicó Vargas Hernández, en entrevista para T21.

Estos actos son la manipulación del sistema de freno de aire y de mano del equipo involucrado; la existencia de una pendiente de 1.5%, clasificada como pendiente pesada y que de no existir esa pendiente el equipo no se hubiera deslizado ya que ahí estaban estacionadas las unidades; y la falta de aplicación de medidas de seguridad en la operación de aseguramiento del equipo ferroviario estacionado en vía principal contra movimiento no deseado.

Destaca que para alcanzar esta conclusión se llegó al investigar en tres áreas: infraestructura, operación y equipo, de acuerdo con el Presidente de la Comisión Investigadora del Siniestro Ferroviario.

En tanto, el cliente afectado, de acuerdo con el documento publicado por la ARTF, fue Kimberly Clark de México, quien recibía el servicio de transporte por parte de KCSM al momento del siniestro.

Luego de llegar a esas conclusiones, ahora toca parte a la ARTF para saber qué procede en el seguimiento de este incidente, que al afectar a terceros y no tener certeza de qué lo ocasionó requirió de la instalación e la Comisión Investigadora del Siniestro Ferroviario, igual que el accidente de Ecatepec, cuya información es reservada, y el de Veracruz.

Comenta y sígueme en Twitter: @Irale1427