Aún falta recuperar carga en el FIT

En 2017 el Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) acumuló un tráfico de carga de 556 mil toneladas, esto incluye la operación de la Línea Chiapas Mayab y, como T21 lo informó, significó una caída de 28.62% ante las 793 mil toneladas acumuladas en 2016.

Lo anterior, fue debido a que el movimiento de carga en la Línea Chiapas Mayab se ha ido recuperando, no obstante, no a los niveles que manejaba antes de que Genesee & Wyoming abandonara la infraestructura, de acuerdo con Gustavo Baca, Director General del FIT.

“Nos falta un millón de toneladas para alcanzar el movimiento que tuvo el concesionario en el último año que operó”, añadió Baca.

En este tenor, recordó además que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que manejaba combustóleo a través de 45 carro tanques por semana desde Veracruz hasta Valladolid, ha tenido una baja en estos tráficos debido al incremento del uso de gas natural en su instalación.

No obstante segmentos como el acero y el cemento cerraron 2017 con un crecimiento importante, sobre todo este último con un incremento del tráfico de carga por empresas como Cruz Azul, Moctezuma y Cemex, aportando en conjunto, el 60% del tráfico anual del FIT.

Asimismo, Baca destacó que el FIT tuvo un incremento en el manejo de malta para la planta de Grupo Modelo, ubicada en Yucatán.

Sin embargo, estos movimientos no fueron suficientes para que el FIT culminara 2017 con un crecimiento en materia de tráfico de carga.

Destaca que, como T21 lo informó, a partir de este año, el FIT es asignatario de la Línea Chiapas Mayab.

Comenta y sígueme en Twitter: @Irale1427