¿Cuándo estarán listos el Ferroférico de Celaya y el Túnel de Manzanillo?

Dos de las obras que más se han anunciado en el sector ferroviario de carga en México son el Ferroférico de Celaya y el Túnel Ferroviario de Manzanillo, las cuales se prevé culminen antes de que la actual administración salga de Los Pinos.

En este sentido, destaca que luego de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) solicitó ayuda a las empresas Ferromex y Kansas City Southern de México (KCSM) para culminar el Ferroférico de Celaya, ya hay avances importantes.

En el caso de Ferromex, Juan Carlos Miranda, ‎Director de Planeación y Proyectos de la empresa, destacó que en octubre próximo podría estar concluido el tramo que les corresponde, el cual requirió una inversión de 123 millones de dólares (mdd).

Miranda destacó que solamente faltan seis kilómetros de vía y que con este libramiento “se dará seguridad e incremento a la velocidad tanto urbana como ferroviaria”.

En tanto, KCSM aún no llega a un acuerdo formal con la SCT para comenzar a realizar la inversión, la cual se estima en 80 mdd, de acuerdo con José Zozaya, Presidente de la ferroviaria . No obstante aún falta definir si se incrementará el número de años de exclusividad que tiene KCSM en su red o si se incrementará, al igual que a Ferromex, el número de años de concesión.

“Una de las opciones es incrementar la exclusividad de la red por 4.5 años”, indicó Zozaya, quien añadió que ya realizaron la pre firma de un acuerdo.

Mientras que Yuriria Mascott, Subsecretaria de Transportes de la SCT, explicó que podrían llegar al convenio de incrementar cuatro años más la concesión de KCSM.

“Ya está el acuerdo, es un tema jurídico de hacer el título de concesión, pero esperamos formalizarlo durante este mes”, añadió Mascott.

En tanto, el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, señaló que el avance del Túnel Ferroviario de Mazanillo es del 95% y podría iniciar operaciones en marzo próximo.

Resalta que este túnel significa una inversión de dos mil millones de pesos y consta de 500 metros (m) de extensión y 8.5 m de alto para dar cabida a vagones de doble estiba. Su función es unir el viaducto ferroviario Vaso II en Laguna de Cuyutlán y el puerto de Manzanillo en beneficio de casi 140 mil personas, como parte del Libramiento Ferroviario de Manzanillo, eliminando cinco cruces ferroviarios a nivel.

Comenta y sígueme en Twitter: @Irale1427