Invasión de derecho de vía genera riesgo constante; Ecatepec ejemplo de ello

Aún se desconoce el origen del accidente de dos vagones de un tren de Kansas City Southern de México (KCSM) que se descarriló en el kilómetro 19+900 de la Línea ferroviaria “S” de la concesión de Ferrovalle, en la zona de Ecatepec de Morelos, Estado de México, cuando viajaba de la Terminal de Pantaco a la zona industrial de Tlaxcala.

No obstante, las averiguaciones realizadas hasta el momento, por la Comisión Investigadora instaurada por la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF), destacan que dicho tren viajaba a una velocidad de entre 35 y 38 kilómetros por hora (km/h), lo que, de acuerdo con la misma Agencia, era menor a lo permitido en esa zona específica, donde se permite una velocidad promedio de 50 km/h.

En ese sentido, destaca la importancia de la sana convivencia urbano-ferroviaria, la cual, si bien en temas de velocidad fue la correcta en este caso, resalta el derecho de vía, pues las casas en esta zona se encuentran a 6.28 metros del eje central de la vía, cuando de acuerdo con la reglamentación ferroviaria debería ser mínimo de 10 metros.

“Hay que recordar que esta vía se construyó en tiempos de Ferrocarriles Nacionales de México (FNM), y estos asentamientos llevan más de 40 años ahí. Las cartas de vía que se le entregaron a Ferrovalle en 1996 identifican que en este tramo la distancia del derecho de vía que existe actualmente que es de 6.28 metros”, indicó Benjamín Alemán Castilla, titular de la ARTF en entrevista para T21, quien agregó que, pese a este corto margen entre la infraestructura ferroviaria y la zona urbana de Ecatepec, es la primera vez desde la concesión que se vive un accidente de esta índole.

Aunque reconoció que luego de la modificación a la regulación ferroviaria en 2015, la cual marca una distancia de al menos 15 metros entre las casas y el eje central de una vía ferroviaria para nuevos proyectos de este transporte, destacó que “no se puede hacer retroactiva una norma de esta naturaleza”.

CAUSAS DEL ACCIDENTE
Aunque aún falta conocer la información de la caja negra del tren, entre las razones del descarrilamiento no se descartan los actos de vandalismo, que el tren estaba mal armado de origen, que la operación del tren fue incorrecta, o incluso un reblandecimiento de la tierra porque a un lado de la vía pasa un canal de agua, de acuerdo con Alemán Castilla, titular de la ARTF.

“No creo que haya sido un acto de vandalismo, habrá que ver el resultado final del peritaje pero nosotros como concesionarios informamos cuando detectamos casos de vandalismo e incluso presentamos denuncias también en situaciones de invasiones al derecho de vía”, comentó Erich Wetzel, Director General de Ferrovalle, en entrevista para T21.

Asimismo, pese a que en entrevista televisiva el funcionario afirmó que era poco probable que la causa fuera mal estado de la vía o sobrepeso del equipo rodante, en entrevista con T21 enfatizó que “no hay elementos que nos hagan suponer que la causa del accidente haya sido mal estado de la infraestructura o un mantenimiento inadecuado de la misma por parte de Ferrovalle”, considerando que el Centro SCT del Estado de México realizó una verificación en abril de 2016 que determinó que la vía se encontraba en buen estado, aunado al proceso de mantenimiento que realizó Ferrovalle en octubre pasado, por lo que es mejor esperar alrededor de tres meses a “las determinaciones correspondientes por parte de la Comisión Investigadora” liderada por Francisco Vargas, Director General de Regulación Ferroviaria de la ARTF.

En este sentido, Alemán Castilla destacó que en caso de ser omisión o un mal procedimiento por parte de Ferrovalle o KCSM será necesario determinarse una sanción.

Mientras, los tránsitos de en promedio siete trenes que diariamente circulan por la Línea “S” de Ferrovalle están siendo desviados por las demás vías que componen la concesión de esta ferroviaria, como la Línea “V”, para no intervenir en el manejo de mercancías y considerando que debido al descarrilamiento la vía quedó afectada.

“Hay industrias muy cercanas a la Línea “S” que tenemos que atender y estamos haciendo todo lo posible para dar paso más rápido a la reconstrucción de este tramo de vía para poder llegar con la grúa y remover el carro que está ahí y poder reanudar el paso por esa vía”, añadió Wetzel, quien resaltó que se enfocaron primero en apoyar en el tema humano por las pérdidas humanas que se generó con el accidente.

Comenta y sígueme en Twitter: @Irale1427

Foto: @ARTF_mx