TLCAN, crecimiento económico y peso, retos para GMXT: Intercam

El proceso electoral que se enfrentará en 2018, de la mano del alza en los precios de los combustibles y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), imprimen un ciclo de retos para diversas empresas que atienden el intercambio comercial, pero también la dinámica de la economía local, como División Transportes de Grupo México (GMXT).

“El 2018 presenta retos importantes, por un lado, tenemos precios de los energéticos al alza. Prácticamente han estado subiendo y alcanzando buenos niveles en este arranque de año considerando que el petróleo Brent oscila un precio de 69 dólares por barril y eso ocasiona que también tengamos un incremento en el precio de los combustibles y el diesel es un importante insumo de los ferrocarriles de Grupo México”, explicó Alik García, Analista de Intercam Casa de Bolsa, en entrevista para T21.

No obstante, destaca que GMXT tiene ventaja en este tema al contar con las operaciones del Florida East Coast Railway (FEC) cuyo combustible es el gas natural por lo que las operaciones incrementan eficiencia a la División en materia de costos de combustible.

Otro de los temas que podría vislumbrarse como un reto es la paridad cambiaria, debido a esto puede conllevar una disminución del ritmo de la actividad económica mexicana, no obstante, el tema del FEC podría generar un contraste positivo

“El tipo de cambio probablemente generará un beneficio para la empresa porque gran parte de sus ingresos se denominan en dólares. Era una división que no estaba tan expuesta al dólar, pero tras la adquisición del FEC aumentaron su porcentaje de ingresos dolarizados”, explicó García.

En el tema de la renegociación de TLCAN y la posible salida de Estados Unidos de este tratado, el analista de Intercam Casa de Bolsa comentó que la perspectiva aún contempla que sí habrá un acuerdo trinacional, no obstante, en caso contrario las afectaciones para México se verían en un largo plazo.

La principal afectación a largo plazo sería en la actividad económica de México, lo que provocaría que los volúmenes de transporte de mercancía disminuyan tanto de México hacia Norteamérica como de manera doméstica.

La otra afectación se plasmaría en la industria automotriz, la cual representa 34% de las exportaciones de bienes y servicios de México a Estados Unidos, y 12% de los ingresos y volúmenes de las mercancías transportadas por GMXT.

“Si sale Estados Unidos del TLCAN probablemente en un inicio habría un incremento de los costos de autos en ese país, pero hay capacidad de consumo por lo que ese mercado podría absorber ese aumento”, señaló el analista.

Asimismo, agregó que aunque Estados Unidos se salga del TLCAN, es muy difícil que en un corto plazo el ferrocarril mexicano pierda presencia en el intercambio comercial de Norteamérica, debido a que “es muy difícil mover las cadenas en el corto plazo, pero en el muy largo plazo si se cancela el TLC no se descarta un ritmo menor en el crecimiento de exportaciones, sobre todo de automóviles, o incluso una disminución, lo que podría afectar el volumen de transporte por ferrocarril”.

Pese a lo anterior, nuevamente las operaciones del FEC generan oportunidad ya que este 2018 GMXT buscará la consolidación de esta línea, generando un incremento de volúmenes, sobre todo en la primera mitad del año.

“Nosotros esperamos un crecimiento de doble dígito en GMXT con la consolidación del Florida. En 2018 esperamos alzas de doble dígito en ventas y beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA por sus siglas en inglés) así como un 40% de crecimiento en margen EBIDTA”, agregó García.

Aunado a lo anterior, el analista señaló que el tema de los bloqueos, saqueos e inseguridad en general debiera ceder un poco debido a las inversiones y labores en conjunto con las autoridades municipales, estatales y federales realizadas en 2017.

Comenta y sígueme en Twitter: @Irale1427