Bajo precio del petróleo no repercute en tarifas ferroviarias

A pesar del bajo precio del petróleo, que ronda los 50 dólares el barril WTI y 48 dólares la Mezcla Mexicana (MME), éste no influye en el costo que paga el usuario del ferrocarril en México porque las tarifas se rigen por el valor del insumo en el país.

En México, el diesel marcó un incremento en enero de 1.9% precio al público hasta un máximo de 14.20 pesos el litro, en lo que se prevé sea el único ajuste de 2015, mientras que en los años anteriores éste alza era mensual.

“Aquí no ha bajado la tarifa del precio del diesel, nos aumentaron en enero casi 2%, y en el mes de febrero ya no se reflejó ningún aumento”, apuntó Rogelio Vélez, director General de Ferromex, en declaraciones tras su participación en ExpoRail 2015.

Asimismo, recordó que de producirse una disminución como en Estados Unidos -donde hace una año el precio del barril se situaba por encima de los 100 dólares- también se daría una bajada de las tarifas que revertiría en el usuario, tal y como ha acontecido en el país vecino.

José Zozaya, presidente y representante Ejecutivo de Kansas City Southern de México (KCSM), secundó en entrevista con T21 esta posición, y aseguró que, si se da un precio a la baja en México tal y como sucede en Estados Unidos, ello repercutirá en la tarifa del servicio en México.

“En Estados Unidos el diesel va bajando y subiendo según el precio del momento. Aunque cabe recordar que el precio es un acuerdo conforme a cada empresa”, especificó.

Cabe recordar que el costo por combustible se cobra generalmente separado de la tarifa, en el apartado conocido como fuel surcharge o cargo por combustible.

El cargo por combustible ha sido uno de los principales objetos de debate entre concesionarios y usuarios.

Por ejemplo, durante la deliberación de la reforma a la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario el pasado año, CAINTRA Nuevo León, entidad que engloba cerca de 30% del volumen transportado por ferrocarril, denunció que el precio por sobrecargo de combustible debía reducirse hasta representar 12.2% del costo total del servicio, mientras que en 2014 era de 25.5 por ciento.

A ello, José Zozaya respondió: “Las tarifas son el costo de operar más una utilidad razonable. En las tarifas se refleja el costo del diesel, pero también de la seguridad, del mantenimiento, de la mano de obra, etc".

Aunque no quiso dar detalles, aseguró que el bajo precio del combustible en Estados Unidos sí que ha beneficiado a los usuarios de KCS, matriz de KCSM, en el país de vecino.

Además, el bajo costo del combustible en Estados Unidos ha potenciado una mayor venta de automóviles, lo que ha empujado la exportación de vehículos y autopartes por tren en México.

KCSM trabaja en “nuevas tecnologías y locomotoras” a fin de reducir el uso de combustible y ganar eficiencia, apuntó en conferencia Óscar del Cueto, director Ejecutivo de Operaciones de la ferroviaria.

Mientras que en México los precios se mantuvieron inamovibles hasta el momento y a pesar de los vaivenes -a la baja- en el mercado de crudo, en Canadá, que también regula los precios de este combustible, la situación es diferente, a tenor de las palabras de Alejandro Cianca, director de la ferroviaria Canadian National (CN) en México:

Las tarifas en general no bajaron pero bajó el sobrecargo por combustible. Antes del decline del petróleo cobrábamos alrededor de 53 centavos por milla y ahora estamos a la orden de 19-20 centavos”.

De este modo, indicó, ha bajado el costo total del servicio.

Twitter: @Marti_Quintana