La TILH busca ampliar operaciones con apertura a Manzanillo y Frontera Norte

Tras manejar carga de los corredores intermodales de Veracruz y Lázaro Cárdenas, la Terminal Intermodal Logística de Hidalgo (TILH) apuesta por expandir sus operaciones y abrir las rutas con Manzanillo, en alianza con Ferromex, y la Frontera Norte, con Union Pacific (UP) del lado de Estados Unidos.

“A día de hoy exploramos alternativas, estamos afinando los últimos detalles con la empresa ferroviaria en cuanto a tarifas que nos permitan estar en esquema competitivo, y lo podríamos ofrecer a algunos clientes que ya tenemos en la mesa y que están interesados en subir su carga al tren”, explicó en entrevista el gerente general de la terminal, Miguel Ángel Yáñez.

Sin dar detalles sobre los clientes por cuestiones de confidencialidad, Yáñez advirtió que el volumen de clientes puede sostener un servicio de tres llegadas a la semana y 40 o 50 cajas por cada servicio, proyecto que pretenden arrancar durante este año.

Sobre el segundo proyecto, mover mercancía desde y hacia la Frontera Norte, confesó que es un corredor a día de hoy con gran potencial.

Más del 80% de las mercancías que cruzan por la frontera norte en Nuevo Laredo se mueven por camión y son productos que transitan en distancia que rebasan los mil kilómetros desde punto de origen a destino” por lo que el ferrocarril se convierte en una opción a tener en cuenta, agregó.

El primer paso, sostuvo, es generar el diálogo de conveniencia mutua entre las empresas ferroviarias, UP del lado estadounidense y Ferromex y KCSM del mexicano, para abrir el servicio y hacer las primeras pruebas antes de que finalice 2014. "Esto nos dará ciertos parámetros para poder diseñar un servicio estable", concluyó.