Reviven proyecto del Golfo al Pacífico

MÉXICO, DF, 5 de junio, 2006.- Tras varios intentos fallidos, el viejo proyecto del Corredor del Istmo, entre Coatzacoalcos y Salina Cruz, tiene una nueva oportunidad de desarrollarse e incluso podría quitarle clientes al Canal de Panamá.

Así lo afirmó Lorenzo Lazo, director de Fomento y Administración Portuaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Se trata de uno de los pocos proyectos que podría tener carácter transexenal, pues los dos candidatos presidenciales punteros, Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón, han señalado que sus eventuales respectivos gobiernos lo desarrollarían.

Ya se dieron los primeros pasos para concretar este antiguo proyecto. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) financiará el estudio de factibilidad y la elaboración de las bases de licitación, que estarán listas en enero de 2007.

Este corredor, de 302 kilómetros, requerirá una inversión de mil 500 millones de dólares en los próximos 12 años, aunque podría iniciar operaciones en sólo dos.

La inversión la hará la iniciativa privada, a través de empresas como Ferrosur, Hutchinson Ports o firmas extranjeras.

La idea es construir dos terminales de contenedores, rehabilitar la vía del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec y construir y modernizar tramos carreteros.

"La mayoría de la infraestructura ya la tenemos por eso podríamos comenzar a operar rápido", comentó Lazo, de la SCT.

Para apoyar el proyecto, el Gobierno de Oaxaca decidió donar a la SCT 255 hectáreas en Salinas del Marqués para la ampliación del Puerto, mientras que el de Coatzacoalcos espera la donación de 100 hectáreas propiedad de Pemex.

A partir de ahí, comenzará la primera etapa que requiere una inversión de 35 millones de dólares para mover hasta 550 mil contenedores al año, 7.8 por ciento de lo que operó el Canal de Panamá en el 2005.

Este corredor fue bautizado como Megaproyecto Alfa-Omega en 1980, durante la administración de José López Portillo y posteriormente, en 1997, en el sexenio de Ernesto Zedillo, se conoció como Integración de Proyectos de Impulso al Desarrollo del Istmo de Tehuantepec.

Pero tiene su antecedente en el Siglo 19, cuando se pretendió construir en la zona un gran canal que terminó por abrirse en Panamá.

"Si México ofrece un corredor logístico que permita a las empresas cruzar sus productos del Golfo al Pacífico, o viceversa, como actualmente lo hace el Canal de Panamá, y además a precio y servicio competitivos, indudablemente nos vamos a convertir en la opción", afirmó Lazo.

El Canal de Panamá enfrenta saturación de operaciones.

Actualmente, la fila de buques es hasta de 78 naves y los retrasos pueden extenderse por cinco días, de acuerdo con un diagnóstico elaborado por la propia Autoridad del Canal de Panamá.