Mantenimiento y reparación, reto para industria de vehículos eléctricos

Actualmente uno de los mercados que se encuentra en franco crecimiento es sin duda el de la industria de vehículos eléctricos. De acuerdo con datos de TÜV Rheinland empresa especializada en normativas y certificaciones se estima que este mercado crezca exponencialmente en los siguientes años.

Un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), estima que la producción mundial de automóviles eléctricos debería aumentar un 500% de aquí a 2030, pasando de unos 5 millones de unidades a 23 millones.

De acuerdo con los especialistas de TÜV Rheinland, destaca que, si bien estos números son alentadores y nos muestran un crecimiento de la industria, es importante que para mantener esta flota en funcionamiento de forma segura, se cuente con profesionales formados para trabajar con la nueva tecnología de alta tensión, especialmente en el área de mantenimiento y reparación de vehículos eléctricos. Pero, ¿está el mercado preparado para satisfacer esta demanda laboral?

En América Latina, las políticas de movilidad sostenible favorecen la adopción de vehículos eléctricos, con exenciones o reducciones fiscales a la venta e importación, impuestos a los coches contaminantes y descuentos a los coches limpios, por ejemplo.

“Sin duda el mercado de autos eléctricos no sólo nos presenta un panorama importante de avances tecnológicos en el segmento automotriz, sino que también trae consigo numerosos retos que debemos atender en materia de normativa para que justamente la llegada de estos nuevos vehículos al mercado cumpla con todas las normativas y certificaciones de nivel mundial para garantizar la seguridad tanto de flotas como autos de uso particular”, señaló Herman Saenger, director general de TUV Rheinland México.

Y estas políticas han dado sus frutos. Según la agencia económica Bloomberg, las ventas de vehículos eléctricos están aumentando en América Latina, con casi 25 mil unidades en circulación en 2021, más del doble de los registrados en 2020. En el conjunto de la región, los vehículos eléctricos representaron el 0.7% de todos los coches vendidos en 2021, con tasas diferentes en los distintos países. 

En esta zona del continente ha atraído inversiones en el sector automotor. Un fabricante de automóviles anunció su intención de invertir 1,500 millones de dólares hasta 2026 para reforzar su posición competitiva en América Latina, con el objetivo de desarrollar proyectos de vehículos locales, digitalización y descarbonización en Sudamérica, así como un centro de investigación de biocombustibles para complementar la producción de coches eléctricos.

FORMACIÓN TÉCNICA, CLAVE PARA MANTENER LA SEGURIDAD

Datos de TÜV Rheinland de México destacan que actualmente existen principalmente 2 elementos clave a revisar en el mantenimiento de los vehículos eléctricos, por un lado, la revisión de la batería y por el otro las conexiones críticas de alta tensión. Esta comprobación garantiza que estas conexiones no están dañadas o corroídas después del uso al tiempo que garantiza un flujo de energía sin problemas.

Para estas y otras inspecciones, es imprescindible que tanto organizaciones, fabricantes y distribuidores de autos eléctricos inviertan en la formación de nuevos profesionales para tener equipos de mecánicos de vehículos eléctricos altamente calificados que ofrecerán asistencia en cuestiones que van desde el cuidado de los neumáticos hasta el mantenimiento de las baterías.

Sin duda, la llegada de nuevas tecnologías en el segmento automotriz no solo trae beneficios energéticos para los consumidores y las ciudades que transitan hacia una nueva movilidad, sino que también nos presentan retos que tanto fabricantes como consumidores debemos afrontar para garantizar un perfecto funcionamiento de las mismas a través de técnicos y profesionales altamente calificados y certificados en normas internacionales.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

T21