Lanzan marketplace para compraventa de vehículos seminuevos

Este 12 de enero se presentó la nueva startup 100% mexicana Caranty, un marketplace de compraventa de autos seminuevos que empodera a los particulares mediante el respaldo que brinda con las “4 Garantías de Caranty”: precio, transparencia, seguridad y valor.

En conferencia de prensa, Miguel Ángel Bulnes, cofundador y ceo de Caranty, y Fernando Roldán, cofundador y CCO de la startup, dieron cuenta de las características de una plataforma que permite una negociación directa entre los particulares en un entorno seguro, puesto que, dijeron, cada año, de acuerdo un análisis de mercado de la empresa con base en consultas a especialistas del sector, 8 millones de vehículos usados en México cambian de dueño, con un 80% de estas operaciones realizadas entre particulares.

Se trata, sostuvo el comunicado de la startup, de un mercado con un valor aproximado de 60,000 millones de dólares que, sin embargo, presenta un panorama de incertidumbre en donde el 40% de las transacciones terminan en fraude.

A fin de atender este panorama, Caranty favorece una transacción custodiada, clara, ágil y con precios atractivos para ambas partes. Es, asimismo, un marketplace que cuenta con un inventario ilimitado –ya que los vendedores conservan su auto hasta la transacción final por lo que no hay necesidad de contar con almacén-, ofrece un sistema de pago seguro, cuenta con una red de talleres aliados para la revisión de los vehículos y ofrece showrooms para una entrega segura.

“En México, el coche es un patrimonio. Por ello, con nosotros, además de estar libre de riesgos, no pierdes dinero por aceptar que compren tu auto hasta un 40% por debajo de su valor y los compradores también evitan adquirir coches con sobrecostos de hasta un 20%, como ocurre con otras alternativas”, mencionó Miguel Ángel Bulnes.

Con base en el comunicado, con 1.6 millones de dólares en su primera ronda de financiamiento, este modelo de negocios asset-light está respaldado por la confianza de los inversionistas dada su escalabilidad por un uso más eficiente de los recursos y capital.

Caranty actualmente opera en la Ciudad de México, cuenta con un plan de expansión a nivel nacional con el objetivo de ampliar su presencia en entidades clave del país en los próximos meses, ofreciendo sus servicios por una comisión del 4%, una tarifa que permite obtener mayores ganancias al vendedor.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21