Industria automotriz mexicana, con tiempo limitado para cumplir con T-MEC

Ante la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) el próximo 1 de julio y la reciente publicación de las Reglamentaciones Uniformes, las cuales instruyen a los países miembro la interpretación, aplicación y administración de las reglas de origen, la industria automotriz mexicana estima que las armadoras requerirán de más tiempo para dar cumplimiento a las nuevas reglas, principalmente en el valor del contenido regional.

“La publicación de las Reglamentaciones Uniformes es muy importante, aunque para la industria automotriz es un anuncio tardío, estamos a menos de un mes para la entrada en vigor del tratado y no es tiempo suficiente para tener un análisis detallados de cómo se estaría dando el cumplimento para la nueva reglamentación”, mencionó Fausto Cuevas, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) en conferencia de prensa virtual.

Con la entrada en vigor del T-MEC, la industria automotriz deberá cumplir con un porcentaje de 66% de Valor de Contenido Regional, desde el actual 62.5%, y en los años siguientes se incrementará gradualmente: 69% en 2021, 72% en 2022 y 75% en 2023.

Así mismo, la adquisición de acero y aluminio con el que se produce el vehículo deberá de garantizar que el 70% provenga de la región y, a su vez, el 40% del contenido del auto deberá ser construido por empleados que ganen 16 dólares por hora (esto para el año 2023).

Sin embargo, las compañías automotrices que no cuenten con la capacidad para cumplir con las nuevas reglas de origen que establece el tratado podrán adherirse al Régimen de Transición Alternativo (RAT), notificando a los gobiernos de los tres países miembro el 1 de julio su solicitud al RAT con un plan detallado de la descripción por modelo de vehículo manifestando cómo se cumplen con los requisitos para ser candidatos al régimen y los planes para el cumplimento de las reglas que establece el T-MEC.

“Las armadoras tienen prácticamente dos semanas para elaborar lo moción al Régimen de Transición Alternativo con una serie de requisitos bastante laboriosos aunado a que la presentación del plan tiene todavía un procedimiento de notificación, en este lapso la Secretaría de Economía va a tener hasta el 31 de agosto para dictaminar la autorización para que las armadoras cuenten con un plazo extendido”, aseguró Fernando Yabur, socio de impuestos de Deloitte.

Al respecto, el presidente de la AMIA aseguró que es muy probable que prácticamente todas las armadoras de vehículos ligeros en México pudieran estar solicitando su incorporación al RAT.

Sin embargo, de acuerdo a Fernando Yabur el RAT está enfocado para el 10% de la producción de las armadoras relacionado con los últimos 10 meses de la producción, por lo que no todos los chachis, modelos o vehículos van a entrar en ese beneficio.

De acuerdo con la AMIA, durante el periodo enero-mayo la industria automotriz mexicana envió 710,645 vehículos ligeros a Norteamérica, siendo el principal destino de exportaciones al tener una participación del 86.4%, sin embargo, se presentó una caída del 41.9% respecto a las unidades enviadas en el mismo periodo de 2019 (1,223,516).

Comenta y síguenos en Twitter: @ItzelDuranM / @GrupoT21

  • Consulta la edición electrónica de la revista T21 de junio en este link
  • Suscríbete aquí al boletín de noticias de T21
  • Solicita tu suscripción a la revista impresa en: suscripciones@t21.com.mx