Ford y FCA inician el regreso a la normalidad

Ford y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) han reanudado sus operaciones en algunas de sus plantas de ensamblaje en Estados Unidos y Canadá, luego del freno temporal que realizaron a partir de la primera quincena de marzo como medida sanitaria para evitar la propagación de la COVID-19 (coronavirus).

FCA, por su parte, dio a conocer que la reanudación de operaciones será de forma gradual en sus plantas de Norteamérica, por lo que este 18 de mayo reiniciaron operaciones en sus plantas de Detroit, Sterling Heights, Toledo, Trenton y Warren; para este 19 de mayo la compañía estima reanudar en Brampton y Windsor, mientras que el 26 de mayo la reanudación será en Dundee, Kokomo y Tipton; para el 1 de junio será en Belvidere y Toronto.

Sin embargo, aún no se tiene una fecha para reiniciar operaciones de México en las platas de Coahuila y Toluca, ya que la fecha está sujeta a contar con la aprobación del gobierno.

FCA estima que en Estados Unidos 11 mil 700 empleados reanudarán operaciones, mientras que en Canadá serán tres mil 400.

“Estamos contentos con el reinicio de hoy en nuestras instalaciones de Estados Unidos, todos siguieron los nuevos protocolos y nuestras plantas contaban con personal completo para comenzar la producción. Estamos muy seguros de que tenemos todas las medidas de protección adecuadas para mantener a salvo a nuestros empleados”, se lee en el comunicado de prensa de la compañía.

Por su parte, el fabricante de autos estadounidense, Ford, comenzó a reanudar su producción en América del Norte de manera gradual, la compañía estima que escalonadamente 12 mil empleados reinicien operaciones.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

La compañía aseguró en un comunicado de prensa que ha implementado medidas de seguridad y cuidado sólidas a nivel mundial, para ayudar a apoyar un entorno seguro y saludable para la fuerza laboral de la compañía, incluidas medidas de evaluación de la salud, equipos de protección personal y modificaciones de las instalaciones para aumentar el distanciamiento social.

Cabe destacar que ambos fabricantes de autos han desarrollado e implementado un programa integral de medidas de seguridad mejoradas para proteger a los empleados, sus familias y los alrededores de la propagación y transmisión de COVID-19 apegados a las recomendaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro de Enfermedades Contigiosas (CDC) y la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21