En riesgo venta de autos en México al no ser considerada actividad "esencial"

Luego de no ser considerada como actividad esencial tras el anuncio del Consejo de Salubridad General (CSG) del 12 de mayo pasado, cuando se incluyó a la construcción, minería y fabricación de equipo de transporte, la venta de vehículos nuevos en México corre riesgo.

“El día de ayer [12 de mayo] el Consejo de Salubridad General autorizó la reactivación de la industria automotriz en lo concerniente en la fabricación de autopartes y al ensamble de vehículos ligeros y pesados; sin embargo, lo que corresponde a la comercialización de vehículos no fue considerada como una actividad esencial, por lo tanto deben de continuar cerradas las agencias", aseguró Guillermo Rosales, Director General de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) en entrevista con T21.

De acuerdo con el “Plan de reanudación de actividades a la nueva normalidad” que dio a conocer el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la etapa 3 se dará inicio al sistema de semáforo por regiones para la reapertura de actividades sociales, educativas y económicas de acuerdo a la intensidad del color de cada entidad federativa, por lo que las distribuidoras de autos nuevos deberán esperar al 1 de junio para conocer la reanudación de actividades la cual será de manera gradual.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

De acuerdo con la estadística del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante abril pasado la venta de autos en México cayó 64.5% al colocar 34 mil 903 unidades respecto a abril del año anterior (98 mil 346) ante el freno realizado como medida sanitaria para evitar la propagación de la pandemia COVID-19 (coronavirus), así como la caída en la demanda de vehículos ante la incertidumbre mundial.

Ante las medidas sanitarias, los pisos de venta de las automotrices se encuentran cerrados a nivel nacional al no ser considera como una actividad esencial, por lo que la industria automotriz ha tenido que innovar en su labor de venta mediante esquemas virtuales.

La AMDA estima que el volumen de unidades comercializadas para el mes de mayo de 2020 sea de 14 mil 295 a 16 mil 252 con una caída anual esperada del 35 por ciento.

“Es urgente volver a las actividades, puesto que todas estas semanas de suspensión han debilitado las finanzas de las empresas poniendo en riesgo de sobreviviencia a muchas de ellas”, afirmó Guillermo Rosales.

Cabe destacar que en 2019 los distribuidores de vehículos en México captaron 66 mil millones de pesos por IVA en venta de vehículos y 13 mil 113 millones de pesos por el ISAN, siendo uno de los principales recaudadores de impuestos, de acuerdo a datos de la AMDA.

Comenta y síguenos en Twitter: @ItzelDuranM / @GrupoT21