Automotrices resienten baja en ventas en México ante COVID-19

Ante la caída en la demanda de vehículos nuevos debido al distanciamiento social como medida sanitaria para evitar la propagación del COVID-19 (coronavirus), así como la consecuente incertidumbre económica mundial, durante abril de 2020 se comercializaron 34 mil 903 unidades en México, es decir, 63 mil 443 unidades menos comparada con el mismo mes del año anterior (98 mil 346 unidades), de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tan sólo cuatro marcas automotrices registraron el 56.60% de las unidades vendidas en el país, sin embargo, también registraron caídas significativas en la comercialización de sus vehículos ligeros.

También lee: Desplome histórico en la venta de autos en México por COVID-19

Nissan logró colocar seis mil 919 unidades durante abril. Dicho volumen representó una contracción del 62.1% respecto de las 18 mil 275 unidades comercializadas en el mismo mes del año anterior. La firma japonesa tuvo una participación en el mercado de 19.82% del total de unidades vendidas.

En segundo lugar se encuentra la fabricante estadounidense General Motors (GM) con una participación del 16.37% en la comercialización de automóviles nuevos en el mercado mexicano, al colocar cinco mil 716 unidades durante el cuarto mes del año, 64.6% menos comparadas con las 16 mil 148 unidades registradas en abril de 2019.

A su vez, Volkswagen (como marca, no como grupo) obtuvo el tercer lugar con el 10.70% de participación en el mercado mexicano al colocar tres mil 735 unidades en abril pasado, una caída del 66.3% comparado con las 11 mil 80 unidades comercializadas en abril del año anterior.

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

Toyota obtuvo el cuarto lugar de participación con 9.70% del total de autos comercializados en el cuarto mes del año al vender tres mil 386 unidades, 53.3% menos que en abril del 2019 cuando registró siete mil 245 unidades.

Cabe destacar que las automotrices se encuentran aún a la expectativa, ya que han solicitado la inclusión del sector automotor dentro de las actividades esenciales para poder reanudar operaciones en las plantas de ensamblaje y en los pisos de venta, luego del freno realizado como medida sanitaria para evitar la propagación de la COVID-19.

Comenta y síguenos: @ItzelDuranM / @GrupoT21