Industria automotriz mexicana teme ser reemplazada en EU

Luego de que el Presidente Donald Trump anunciara el jueves pasado la propuesta para reactivar la economía de Estados Unidos, en donde incluyó a la industria automotriz como un factor estratégico, los fabricantes de automóviles en México se encuentran ante la espera de que su actividad productiva sea considerada como esencial para reiniciar sus operaciones y así poder atender al mercado estadounidense, luego de suspender su producción temporalmente como medida sanitaria a causa de la pandemia del COVID-19 (coronavirus).

Cobertura especial: COVID-19 y su impacto en la cadena de suministro

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) afirmó que la industria automotriz es el único sector que se encuentra a la vanguardia en la implementación de procesos de producción que hacen fácilmente aplicable los protocolos más altos para proteger la vida de los trabajadores, los clientes y proveedores; pero de no ser reactivada temen ser reemplazada.

“Sin la reactivación de la industria mexicana estaremos en riesgo de paralizar a la industria automotriz de Norteamérica o en un caso extremo puede provocar la búsqueda de proveedores distintos a los mexicanos y perder con ello una importante participación de negocios”, mencionó Guillermo Rosales Zárate, Director General adjunto de AMDA en entrevista para T21.

Al mismo tiempo, manifestó que "no puede manufacturarse un vehículo en Estados Unidos o Canadá sin la proveeduría de las empresas mexicanas, ya que la industria automotriz en Norteamérica se encuentra plenamente integrada, por lo que es de vital importancia que la industria automotriz sea considerada como actividad esencial".

Cabe destacar que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) durante el primer bimestre de 2020 México exportó 619 mil 754 vehículos a Estados Unidos, es decir, el 79.5% de las unidades enviadas al extranjero durante enero-febrero (779 mil 269).

Comenta y síguenos: @ItzelDuranM / @GrupoT21