Kenworth, líder en la venta de vehículos pesados en México

Mete velocidad la venta al público de vehículos pesados nuevos en el país. En marzo se vendieron 3 mil 495 camiones, esto es 11.7% más que el mismo mes del 2012, mientras que en el acumulado se registraron 9 mil 99 unidades, 12.9% más que el primer trimestre del año anterior, según el informe mensual que entrega la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

Por segmentos, los camiones medianos muestran un descenso en las ventas que en marzo fue de 3.9% al contabilizar mil 369, y en el acumulado la caída fue de 4.2% con 3 mil 914 automotores; por el contrario, la venta de tractocamiones se mantiene al alza al registrar un incremento del 41.2 en marzo al llegar a mil 477 unidades, mientras que en el acumulado aumentó 38.7% al registrar 3 mil 446 vehículos. Los autobuses foráneos sumaron 11.9% en marzo y en el acumulado llegaron a 334 unidades, con 25.1% más; en el segmento de chasis pasaje en marzo se tuvo un descenso del 4.7% al registrar ventas por 508 unidades, mientras que en el acumulado se registró un incremento del 14.7% al llegar a mil 405.

Kenworth es la marca que registra el mayor número de ventas con 2 mil 648 unidades en el acumulado enero-marzo, esto es 38.3%; le sigue Daimler Vehículos Comerciales con 2 mil 539 unidades y un aumento del 8.2%, esta empresa conjunta las marcas Freightliner y Mercedes-Benz; mientras que la tercera posición la tiene International con mil 829 unidades, con un descenso en sus ventas trimestrales de 68%. Otras empresas que muestran un descenso son Hino, con 172 unidades y una caída del 30.6%; Isuzu, al registrar 286 unidades y 20.8% menos en sus ventas y Chrysler, con 99 unidades con un descenso del 10 por ciento.

“Vamos muy bien, la industria está fuerte, su capacidad de respuesta está probada. El reto ahora es volver a la línea de las 50 mil unidades vendidas en territorio nacional, para con ello amortiguar la caída de las exportaciones y el impacto del incremento de las importaciones de unidades usadas obsoletas”, resaltó Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la ANPACT. En 2007 y 2008, previo a la crisis financiera mundial, las ventas anuales de vehículos pesados superó las 50 mil unidades.