Suzuki Swift Sport: Bello por fuera, espacioso por dentro

“De lo bueno, poco”, reza un dicho popular que resalta las bondades en algo de tamaño discreto, como es el caso del Suzuki Swift Sport, un vehículo que por méritos propios se ha ganado el primer lugar de ventas de la firma japonesa en México.

Hasta diciembre del año pasado, el subcompacto japonés había alcanzado los 3 millones de ventas en México, pues gracias al trazo de sus líneas, como entonara Chico Che en alguna de sus canciones: “parte plaza y arrebata las miradas de quienes lo ven pasar por las calles”.

Es un auto pequeño por fuera, pero espacioso por dentro. Los relieves de su parte frontal lo hacen lucir musculoso pero muy dinámico, listo para desafiar las curvas más pronunciadas. Aunque, para muchos, su perfil luce muy parecido al de un Mini Cooper, el Swift tiene identidad propia e invita observar detalladamente sus trazos.

En su habitáculo, la sensación de amplitud es notable. Los asientos en forma de cubo envuelven la silueta de los ocupantes para brindar más seguridad de la que puede haber en un auto de su categoría.

Al tomar el volante y oprimir el botón de encendido, ni siquiera se percibe el sonido de su motorización 1.6 litros capaz de alcanzar los 134 caballos de fuerza y un torque de 110 lb-pie a 4,500 revoluciones por minuto.

Desde que las manos se colocan en su volante de dos radios, la percepción es de seguridad, maniobrabilidad y eficiencia en el manejo. La aventura comienza cuando evolucionamos a una transmisión manual de seis velocidades que, aunque aparentemente son relaciones un poco largas para la disposición deportiva, dejan una muy grata sensación de respuesta y ofrece confort de manejo.

Las transitadas calles de la ciudad bien podrían ser un dolor de cabeza para quien conduce un auto de estas características, pero Suzuki pensó bien en esto y se manifiesta en su pleno confort y comodidad que, por momentos, hace olvidar que se trata de un subcompacto.

Esto se acentúa gracias al sistema de suspensión que implementa una barra de torsión de brazos más largos y fuertes, aunado a una suspensión trasera con resortes más largos y más resistentes.

Aunque el precio de 274 mil 800 pesospodría parecer un poco elevado para el tipo de automóvil, la relación precio-valor de este vehículo bien vale la pena pues se trata de un subcompacto con genes deportivos que se complementa con un diseño muy atractivo y visotoso.