Navistar México optimista ante turbulencia de su matriz en EU

Luego de la caída en el precio de sus acciones en la bolsa de valores de Estados Unidos, la empresa fabricante de camiones Navistar International, anunció nuevas estrategias: adoptar un sistema de post-tratamiento en motores para alcanzar los índices que marca la normatividad de ese país en el 2014, además de adquirir un préstamo por mil millones de dólares para garantizar la liquidez de la empresa. En México no ven problema, pues planean pasar de 49 mil 299 a 50 mil unidades a producir en su planta en Escobedo, Nuevo León.

Hace unos días, la firma de fondos de inversión MHR Fund Management aumentó a 14.99% su participación en Navistar International, tras adquirir 25 mil acciones de la fabricante de camiones, al aprovechar la caída en el precio de las acciones de Navistar luego de que la empresa reajustara su pronóstico de ganancias para el 2012, como consecuencia de la decisión de adoptar una tecnología en motores a base de urea para cumplir con la norma ambiental EPA 10.

La consecuencia llevó a la calificadora Fitch Ratings a bajar la calificación a Navistar International Corporation y Navistar Financial Corporation.

A través de un comunicado, Dan Ustian, presidente y CEO de Navistar, anunció cambios en la estructura ejecutiva y en la estrategia al adoptar un sistema de post-tratamiento en los motores a diesel para sus camiones pesados con la tecnología ICT+ en alianza con el fabricante de motores Cummins; así como un préstamo por mil millones de dólares que garantiza la liquidez de la empresa. "Las medidas anunciadas establecen un camino claro a seguir para Navistar y la posición de la compañía para ofrecer un producto diferenciado a nuestros clientes y proporcionar una plataforma para generar un crecimiento rentable", dijo el directivo.

Con la estrategia tecnológica, la empresa estima alcanzar en corto plazo las regulaciones de emisiones de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y pondrá a la compañía en posición de alcanzar las que regirán en 2014 y 2017 en los Estados Unidos.

Para asegurar el periodo de transición, la empresa garantiza que la liquidez para la fabricación de dichos motores estará disponible, a través del préstamo de mil millones de dólares. Con ello, el objetivo corporativo es retomar el camino de la rentabilidad al tener como meta alcanzar 20 mil millones de dólares en ingresos y 9% en utilidades al 2017.

“Dentro de este panorama, cabe señalar que los resultados para México, han sido positivos en las diferentes áreas de negocio y Red de Distribuidores2, informó la empresa a través de un comunicado, y argumentan que los productos que aquí se comercializan ofrecen ventajas competitivas en cuanto a rendimiento de combustible, cumplimiento satisfactorio con la normativa vigente (EPA’04 y EURO IV) y con el medio ambiente.

Navistar México obtuvo una participación de mercado de 28.3%, lo que representa 1.9 puntos por arriba del cierre de 2011 (26.4%). Al cierre del junio, Navistar superó la cifra en el mismo periodo durante 2011, que fue de 4,400 unidades (clase 6-8), llegando a las 4,872 unidades vendidas a través de su Red de Distribuidores en su mezcla total de productos para carga y pasaje.

La planta de International en Escobedo produjo 49 mil 299 unidades al 2011, y para este año se espera cerrar con una producción de alrededor de las 50 mil unidades.

Mientras que Navistar Financial, el brazo financiero de International en México, ha financiado 1,882 camiones y autobuses en el periodo de noviembre de 2011 a junio de 2012, lo que representa un 38.6% de FMS (Finance Market Share), con una derrama crediticia aproximada de 1,300 millones de pesos.

Al cierre de julio de 2012, su cartera vencida fue de 1.94% equivalente a 118 millones de pesos. Navistar Financial mantiene indicadores financieros sanos, tales como, reservas preventivas por 269 millones de pesos (cobertura de 2.28x la cartera vencida), un nivel aproximado de apalancamiento y capitalización de 4.25x y 22.3% respectivamente.