Ómicron y guerra Rusia-Ucrania provocan caída de 5.2% en carga aérea: IATA

La demanda de carga aérea en marzo cayó 5.2% a nivel interanual debido a que los efectos de ómicron en Asia, la guerra entre Rusia y Ucrania y un contexto operativo desafiante contribuyeron a la disminución, informó la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

Como lo anticipó el organismo, la guerra condujo a una caída en la capacidad de carga utilizada para servir a Europa, ya que varias aerolíneas con sede en Rusia y Ucrania fueron jugadores clave de carga. Además, las sanciones contra Rusia provocaron interrupciones en la fabricación y el aumento de los precios del petróleo está teniendo un impacto económico negativo, incluido el alza de los costos de envío.

“Los mercados de carga aérea reflejan los desarrollos económicos globales. En marzo, el entorno comercial empeoró. La combinación de la guerra y la propagación de la variante ómicron en Asia ha provocado un aumento de los costos de la energía, ha exacerbado las interrupciones de la cadena de suministro y ha alimentado la presión inflacionaria”, dijo Willie Walsh, director general de IATA. 

Explicó que como resultado, en comparación con hace un año, se envían menos productos, incluso por vía aérea. “La paz en Ucrania y un cambio en la política COVID-19 de China harían mucho para aliviar los vientos en contra de la industria. Como ninguno de los dos parece probable a corto plazo, podemos esperar desafíos crecientes para la carga aérea justo cuando los mercados de pasajeros están acelerando su recuperación”, dijo. 

Por lo que, bajo este escenario, la demanda de marzo para operaciones internacionales bajo 5.4%, mientras que la capacidad fue un 1.2% superior a igual mes de 2021, aunque esto está en territorio positivo, es una disminución significativa del aumento interanual del 11.2% en febrero. Asia y Europa experimentaron las mayores caídas en capacidad.

carga
FUENTE: IATA

Los transportistas europeos reflejaron una disminución del 11.1 % en los volúmenes de carga. Esta fue la región más débil de todas, debido a que el mercado dentro de Europa cayó significativamente, hasta un 19.7% mes a mes. Esto es atribuible a la guerra en Ucrania, la escasez de mano de obra y la menor actividad manufacturera en Asia debido a ómicron. La capacidad cayó un 4.9% en marzo comparado con el mismo periodo del año pasado.

Contrario a lo anterior, las aerolíneas latinoamericanas reportaron un aumento del 22.1%, el mejor desempeño de todas las regiones. Algunas empresas se están beneficiando del fin de la protección por bancarrota. La capacidad en marzo aumentó un 34.9% frente al mismo mes de 2021. 

La IATA mencionó que la caída se vio reflejada debido a que los nuevos pedidos de exportación, un indicador líder de la demanda de carga, ahora se están reduciendo en todos los mercados excepto en Estados Unidos, mientras que  el índice de gerentes de compras (PMI) que rastrea los nuevos pedidos de exportación globales cayó a 48.2 en marzo. Este fue el más bajo desde julio de 2020.

En tanto, el comercio mundial de bienes ha seguido disminuyendo durante este año, con la economía de China creciendo más lentamente debido a los bloqueos relacionados con COVID-19 (entre otros factores) y las interrupciones de la cadena de suministro amplificadas por la guerra en Ucrania.

Mientras que la inflación general de precios al consumidor para los países del G7 fue del 6.3% interanual en febrero de 2022, la más alta desde 1982.

 Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21

T21