Cofece concluye, una vez más, que no hay competencia en el mercado de turbosina

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) concluyó, una vez más, de manera preliminar, que no existen condiciones de competencia efectiva en el mercado de turbosina en México, sin embargo, ante la falta de comisionados en dicho organismo se prevé que no se pueda resolver este procedimiento.

“Lo interesante es el por qué sacan un dictamen preliminar de una situación que ya habían comunicado, cuando se va a quedar atorado porque no hay quórum en la Cofece. No hay muchos comisionados y esto se va a quedar en una opinión porque no hay quien vote”, dijo Alejandro Montufar Helu Jiménez, CEO de PETROIntelligence.

Cabe mencionar que dicho organismo cuenta con solo 4 de 7 comisionados necesarios para resolver procedimientos desde septiembre de 2021 y sin que hasta el momento el Ejecutivo federal seleccione o proponga al Senado a las candidatas y candidatos a ocupar las vacantes. Incluso en la víspera Observatel informó que el presidente rechazó las listas enviadas por el Comité de Evaluación para seleccionar a los posibles comisionados.

Este jueves, la Cofece informó que no existen condiciones de competencia efectiva en diversos eslabones de la cadena de valor de la turbosina en México, debido a la probable existencia de barreras que impiden la entrada y el crecimiento de los participantes en el mismo, en donde Pemex y Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) concentran más servicios.

“La AI (Autoridad Investigadora) analizó las condiciones en cada uno de estos mercados y determinó preliminarmente que en ninguno de ellos existen condiciones de competencia, al considerar su alta concentración, que se traduce en pocos participantes que tienen la capacidad para restringir el abasto o fijar precios”, precisó.

Al respecto, Alejandro Montufar dijo en entrevista con T21 que la opinión de la autoridad antimonopolios “no es nada nuevo y es algo que ya existía”, ya que hace 4 años la Cofece dijo a la entonces Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que debería eliminar la exclusividad ejercida por Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) en la prestación de servicios de almacenamiento, comercialización y expendio de combustibles para aeronaves en los aeropuertos del país.

“Hace 4 años se comentaba que con mayor competencia se tendría menores precios de turbosina y posiblemente de los vuelos y ahora nuevamente se saca un dictamen preliminar no de una opinión. Una barrera que hubo fue que los aeropuertos funcionan con figuras de concesiones y es un modelo distinto y ha costado mucho separarlo y tratar de modificar el marco regulatorio de la secretaría. Para poder generar competencia en este sector se necesita una coordinación entre autoridades tanto del Gobierno federal, estatal y los órganos reguladores”, comentó.

De acuerdo con la Cofece, la turbosina es el principal insumo para el transporte aéreo, ya que representa entre el 25% y 30% de los gastos operativos de las aerolíneas, según reportes a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). “Por ello, es importante que existan condiciones para favorecer este medio de transporte para el traslado de pasajeros y mercancías”, se lee en su documento.

Señaló que la ausencia de competencia efectiva se debe a que la comercialización primaria que es realizada por productores o importadores del combustible y cuyos clientes son comercializadores secundarios del mercado de turbosina a nivel nacional, en donde Pemex Transformación Industrial (Pemex TRI) tiene una participación del 98 por ciento. Así como por el almacenamiento externo (fuera de los aeropuertos) es un servicio contratado principalmente por comercializadores primarios para hacer llegar la turbosina a las terminales aéreas, en donde existen pocos competidores y Pemex Logística es el principal almacenista.

También por la comercialización secundaria que es llevada a cabo a nivel nacional por comercializadores que no producen ni importan turbosina. Implica la compraventa y gestión de servicios relacionados directamente con las empresas aéreas. En este mercado, ASA y Worldwide Fuel Services (WFS) cuentan con el 93% de la participación.

Por el almacenamiento interno (al interior de los aeropuertos), es un servicio contratado por comercializadores secundarios para abastecer a los transportistas aéreos, donde ASA es el único prestador del servicio en diversas terminales aéreas a nivel nacional. Así como por el expendio es un servicio que consiste en la entrega final de la turbosina al ala del avión. También dicho organismo es el único prestador del servicio en múltiples aeropuertos, entre otros.

Mientras que ASA no ha concluido el proceso establecido por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) en 2019 de separación funcional, operativa y contable entre sus actividades de comercialización y almacenamiento interno, situación que le otorga ventajas sobre sus competidores actuales y potenciales en la comercialización secundaria. Además, los títulos de concesión de los aeropuertos mantienen la exclusividad de ASA en el almacenamiento interno y el expendio de turbosina, lo que limita de manera artificial la entrada de otros participantes en estos mercados, por mencionar algunos.

Ante ello, la Cofece recomendó a la Secretaría de Energía eliminar los requisitos del régimen de permisos de importación de turbosina, la obligación de acreditar que el potencial importador cuente con relaciones contractuales con proveedores o clientes, así como acreditar e imponer volúmenes de importación, la discrecionalidad en el otorgamiento de dichos permisos. Además, se recomienda el otorgamiento de permisos de importación con mayor vigencia.

A la Comisión Reguladora de Energía (CRE) revisar y verificar los términos contractuales entre las subsidiarias de Pemex asociadas con almacenamiento externo y comercialización primaria, a fin de corroborar que se apeguen a los términos y condiciones de acceso abierto, aprobados por ella; implementar una regulación más estricta en almacenamiento externo que permita un mayor acceso a la capacidad de almacenamiento; y establecer la regulación necesaria que limite la participación máxima que Pemex TRI pueda tener en la reserva de capacidad en instalaciones de Almacenamiento Externo, con fundamento en el artículo 83 de la Ley de Hidrocarburos.

Mientras que a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) revisar el estatuto orgánico de ASA a fin de que se permita la reestructura orgánica de este ente y su separación funcional, operativa y contable. Una vez cumplido el punto anterior, éste deberá implementar las acciones necesarias para la consecución de este objetivo y la ahora Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) a modificar los Títulos de Concesión otorgados a diversos aeropuertos, a fin de que se eliminen las cláusulas de exclusividad para la prestación de los servicios de almacenamiento interno y expendio de combustible.

De confirmarse el sentido del Dictamen Preliminar y de implementarse las recomendaciones propuestas por la AI, se esperan beneficios materializados en una mayor entrada de competidores en los mercados relacionados con la cadena de valor de la turbosina, así como mejores precios al consumidor final.

Revisa aquí la programación de: T21 TV

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21