Brecha entre tarifa aérea y marítima se reduce de 12 a 6 veces

Previo a la pandemia por COVID-19, la tarifa de flete aéreo era 12 veces más costosa respecto de la tarifa de flete marítimo en términos generales, lo cual se redujo a sólo 6 veces derivado del encarecimiento de los fletes marítimos, que se mantienen al alza en todos los corredores comerciales.

Por poner un ejemplo, si se compara el valor del flete marítimo en la ruta Asia a Estados Unidos-México en junio de 2020, al valor del flete en junio de 2021, el aumento es de 807%, superando los 11,000 dólares promedio, de acuerdo con el índice EAX elaborador por Eternity Group México.

Sin embargo, el transporte aéreo de carga tampoco está exento de disrupciones. De acuerdo con la empresa de logística Maersk, la demanda de transporte aéreo se ha fortalecido debido a la necesidad de los clientes de buscar alternativas al transporte marítimo, sobre todo ahora que se preparan para la temporada alta.

De este modo, la menor capacidad está obligando a los embarcadores a reservar espacio anticipadamente o contratar vuelos chárter a largo plazo. Según Maersk, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) informa que el flete aéreo ahora es mucho más competitivo, considerando que ha pasado de ser 12 a sólo 6 veces más caro en función del marítimo.

Aunado a ello, el flete aéreo también tiene algunas incidencias, como en el caso de China-Taiwán donde, debido al impacto de la COVID-19, un gran número de vuelos comerciales ha sido afectado y algunos vuelos de carga han sido cancelados, con base en el reporte de Maersk que abarca una actualización del mercado hacia América Latina

Asimismo, existe un aumento de la demanda debido a que muchas fábricas han vuelto a operar, lo que hace que se necesite reservar el flete unos 5 o 6 días por adelantado.

La firma abunda que en el sudeste asiático la disponibilidad de espacio también es limitada, por lo que se requiere reserva por adelantado; aunado a algunas afectaciones en Indonesia por un nuevo brote de COVID-19.

En la salida de la costa este, la temporada de vacaciones en Europa ha impactado la demanda balanceando el mercado. Destinos como México o Estados Unidos siguen estando altos debido a los bloqueos en origen, lo que además conlleva un incremento de demanda esperada para finales de agosto, concluyó Maersk.

Comenta y síguenos en Twitter: @BetoZanela /  @GrupoT21