Delta Airlines va por 36 aviones Boeing y Airbus

La estadounidense Delta Airlines, socio de Aeroméxico, anunció que sumará a su flota 29 Boeing 737-900ER usados ​​y arrendará 7 Airbus A350-900 que mejorarán la eficiencia del combustible y la experiencia del cliente, al tiempo que respaldarán la estrategia de renovación de sus aeronaves.

"Estos aviones son una inversión en el futuro de Delta. Al mirar más allá de la pandemia, el enfoque disciplinado e innovador para la renovación de la flota nos posiciona para el crecimiento a medida que regresa la demanda de viajes, al tiempo que mejora la experiencia del cliente y respalda nuestros compromisos de sostenibilidad”, dijo Ed Bastian, director ejecutivo de la aerolínea. 

Dicho anuncio se da en el mismo día en el que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador,  informó sobre una reunión con representantes de ambas compañías y a quienes les ofreció el avión presidencial TP-01 “José María Morelos” para realizar viajes ejecutivos o fiestas. 

“Lo están pensando y ahora que me están escuchando a lo mejor lo van a pensar más. Y otros posibles clientes para el avión con el propósito de que ya resolvamos lo de este avión”, dijo.

Al respecto, Aeroméxico dijo a T21 que “ha venido colaborando en la preservación de la aeronave y ayudará en los esfuerzos que resulten convenientes para el destino final de este equipo”.

Sin embargo, Delta el día de ayer que la pandemia de COVID-19 brindó la oportunidad de simplificar la flota y acelerar las retiradas de 18 B777 de fuselaje ancho y las flotas de fuselaje estrecho MD-88 y MD-90, todos ellos más antiguos y menos eficientes, de igual manera también brindó oportunidades comerciales únicas para agregar aviones de nueva generación a precios atractivos.

“Renovación de la flota de fuselaje ancho es fundamental para la recuperación de Delta, y ayudará a posicionarse para una rentabilidad sostenida y el crecimiento futuro. Como avión insignia, el A350 que brinda una experiencia de cliente de clase mundial, mejora la capacidad de carga, reduce los costos unitarios y contribuye a un futuro más sostenible”, afirmó.

Los A350 queman un 21% menos de combustible por asiento que los B777 que reemplazarán. La mejora de la eficiencia es primordial para los esfuerzos continuos que lleva a cabo la aerolínea por reducir sus emisiones de carbono y su Flight to Net Zero. La adquisición de 29 737-900ER de fuselaje estrecho también complementan la flota existente de Delta.

Delta arrendará los A350 a través de AerCap y comprará 27 de los 737-900ER a fondos administrados por Castlelake, LP, mientras que 2 737-900ER restantes se financiarán con fondos también administrados por dicha empresa. Las entregas de las aeronaves se completarán para el primer trimestre de 2022 y entrarán en servicio una vez que estén listas las modificaciones.

Además de los 7 A350 que forman parte de este anuncio, tiene actualmente 15 A359 en servicio y 20 pedidos. La adición de los 29 737-900ER elevará el total a 159 en su flota.

El acuerdo sigue a la decisión de Delta en abril de ejercer opciones sobre 25 aviones A321neo adicionales, que comenzarán a entregar el próximo año. Esos aviones ofrecen los costos de asiento más bajos en la flota de Delta.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística.

Comenta y síguenos en Twitter: @GrupoT21