Navieras se lanzan a surcar los cielos

El mercado aéreo de carga no solo ha resultado atractivo para las aerolíneas, sino también para las navieras. En febrero de 2021 Grupo CMA CGM lanzó su división de transporte especializado CMA CGM Air Cargo, aunque también la danesa Maerks ha manifestado interés por este segmento; sin embargo, es un tema que preocupa a la industria ya que puede crear oligopolios logísticos.

Galo Molina, vicepresidente de la Federación Internacional de Asociaciones de Agentes de Carga (FIATA por sus siglas en inglés) menciona que el interés por estos nuevos negocios deriva de la fortaleza que tienen estas empresas, así como por la falta de capacidad que se tiene actualmente, ya que las aerolíneas aún no activan la totalidad de su flota de pasajeros, que es a través de los bellies de estos aviones por donde se transporta mercancía.

“Al mercado naviero se le han alineado las estrellas, nunca antes han hecho tanto dinero como ahora y esa fortaleza financiera por los fletes altos, ha hecho que las navieras salgan de compras tratando de integrarse verticalmente con el negocio aéreo. Están comprando puertos, operadores logísticos y ahora CMA compra una flota, igual Maersk, ya tuvieron en su momento flota aérea direccionada a pasajeros, pero ya hay información de que están tratando de incursionar en aviones cargueros”, explica.

Afirma que la entrada de estos nuevos jugadores “no la ven con malos ojos”, debido a que tendrán que “jugar con las mismas reglas del juego” que establece la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) con el sistema Cargo Account Settlement System (CASS), por lo que “hay más regulación y negociación con los agentes de carga”.

Aunque comenta que las navieras están tratando de consolidar todos los servicios como transporte interno y aduanas, comprando puertos y operadores logísticos, creando una integración vertical.

Te invito a continuar leyendo este texto en la revista T21 de julio en este link

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21