Rediseño del espacio aéreo era necesario: ASPA

La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) afirmó que el rediseño del espacio aéreo en el Valle de México bajo las aproximaciones PBN es algo que se necesitaba, además ha permitido contar con más millas para estabilizar la aproximación al aeropuerto capitalino.

“Anteriormente se realizaba el viraje a la altura de World Trade Center lo que dejaba muy corto para la pista, y ahora nos dan 3 millas más para estabilizar y llegar con la altitud y velocidad correcta del avión a nuestro aterrizaje”, dijo José Suárez, vocero del organismo.

Aunque, comentó que a 13 días de su implementación es muy pronto para mencionar más ventajas, por lo que será a lo largo de los meses cuando se tendrá un mayor conocimiento sobre los beneficios.

“De manera técnica, como operadores, como pilotos no nos representa un esfuerzo mayor, lo importante es que las características del espacio aéreo cumplan con lo que dice la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en cuanto a la separación”, expresó.

Sin embargo, comentó que será en época de lluvias cuándo también se compruebe cómo funciona, ya que por ejemplo, los aviones no pueden volar por nubes de tormenta y deben de esquivarlas, así como en el invierno cuando la visibilidad se reduce, o en cambios de pista, entre otros factores.

En este sentido, mencionó que ASPA ha solicitado a los pilotos y operadores generen reportes sobre el funcionamiento del rediseño, con el objetivo de garantizar la seguridad de las operaciones y eficiencia, además de hacerlo viable y que produzca los beneficios esperados.

“Estamos pidiendo reportes para generar datos y ver cómo se está comportando en diferentes escenarios estos modelos de llegadas y salidas”, expuso en entrevista con T21.

La SCT ha informado que los beneficios de este rediseño serán la reducción de hasta 16% promedio del tiempo de vuelo de las aeronaves, mayor eficiencia en rutas de llegada y salida en cada aeropuerto, disminución de las demoras operacionales, así como en el consumo de combustible y emisión de gases contaminantes y en las interacciones y carga de trabajo para pilotos y controladores de tránsito aéreo.

El pasado 25 de marzo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) puso en marcha la primera fase del rediseño del espacio aéreo en el Valle de México, que contempla las operaciones de los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México (AICM) y Toluca.

Este nuevo servicio, abonará a la interoperabilidad aérea y facilitar el trabajo simultáneo, actual y futuro de los aeropuertos mencionados y de Cuernavaca, Puebla y Querétaro.

José Suárez, recordó que anteriormente las aproximaciones estaban basadas en un sistema de radioayudas, con antenas instaladas en diferentes lugares a partir de las cuales se realizaban las rutas aéreas.

“Implementar aproximaciones PBN es algo que ya necesitaba la Ciudad de México, además permite crear puntos en donde antes se dependía de las antenas. Por lo que ya se puede volar por más lugares”.

Sobre las denuncias de colonos por el incremento de ruido que trajo el rediseño, comentó que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) se encuentra dentro de la mancha urbana y las aproximaciones se realizan sobre la ciudad, “inevitablemente los aviones van a tener que pasar sobre algún punto en la ciudad”.

Revisa aquí la programación de: Diálogos Empresariales de Logística.

Comenta y síguenos en Twitter: @evandeltoro / @GrupoT21